Sindicatos policiales denunciarán el ataque a la web donde se vota la oferta de equiparación salarial

El servidor de la empresa contratada para dar soporte a las votaciones que se llevaron a cabo este lunes en relación al referéndum sobre la oferta de equiparación salarial hecha por Interior ha sufrido varios ataques, encaminados a inhabilitar los servidores, bloquear el servicio e inutilizar la estructura informática: en resumen, impedir la votación.

Estos ataques han provocado la sobrecarga en el ancho de banda del servidor, acaparando todos sus recursos hasta agotarlos, evitándose así de forma dirigida y coordinada el poder ejercer el libre ejercicio de decisión por parte de los policías y guadias civiles llamados a pronunciarse.

Pese a que fuentes sindicales aseguraron a OKDIARIO que los niveles de seguridad fijados para realizar la votación eran más que suficientes, y a pesar también de que las empresas contratadas son de referencia a nivel internacional, estos ataques se consumaron. Los sindicatos han anunciado que este martes ejercerán acciones legales al respecto, incluyendo la interposición de una denuncia ante la justicia ordinaria.

Afiliaciones incentivadas

El escándalo sobre la equiparación salarial ha trascendido el ámbito de sus propios interesados. OKDIARIO ha tenido acceso al contenido de las comunicaciones y envíos masivos en las que los sindicatos policiales se dirigen a sus afiliados «sugiriendo» el sentido de su voto en el referéndum abierto hasta el próximo miércoles para consultarles sobre su postura afirmativa o negativa a la aceptación del acuerdo de subida salarial propuesto en firme desde el Ministerio del Interior la pasada semana.

Mensajes en multigrupos de whatsapp, listas de difusión de mails, campañas en redes sociales y comunicados diarios evidencian la polémica y tensa situación interna. Los sindicatos estarían dejando fuera de la decisión –deliberadamente, según denuncian sus propios compañeros de policía y guardia civil – a un amplio número de agentes que se sienten traicionados, ignorando la posición real de las bases de ambos cuerpos y excluyendo a quienes han cursado baja -o no están afiliados- en las organizaciones con representación en el Consejo de la Policía, pero cuya postura mayoritaria pasaría por no respaldar los términos del preacuerdo.

En cambio, el sistema articulado para la votación, estaría permitiendo votar a los alumnos de la Academia de Ávila, todavía en formación, que se habrían pre-afiliado en masa –ya que al no ostentar la condición de funcionarios de carrera no pueden abonar la cuota correspondiente para adquirir la plenitud de sindicación – a cambio, presuntamente, de los regalos de bienvenida que se les ofrecen, desde teléfonos móviles hasta relojes – y dándose casos en los que un mismo alumno, habría votado hasta 2 y 3 veces ya que el régimen de pre-afiliación permite adscribirse a varias organizaciones distintas simultáneamente.

Irregularidades

Desde un primer momento se han denunciado irregularidades adicionales en el referéndum abierto. Además de los ataques mencionados, se dieron otros fallos, como ha podido comprobar OKDIARIO, en la plataforma digital utilizada para contabilizar los votos emitidos, que está sufriendo incidencias técnicas relevantes para el cómputo final.

Si el sentido del voto emitido es positivo (a favor de la firma del preacuerdo con el Gobierno) el mismo es registrado. Si el sentido del voto emitido es negativo, en cambio, el sistema emite un mensaje de ‘error’ que no incluye el registro correspondiente en el total y que hace que el resultado pueda ser inexacto y sesgado.

El truco del Gobierno: divide y vencerás

Los sindicatos han apostado por el «pájaro en mano» que les ofrece el Ministerio del Interior, como argumento para condicionar las votaciones. Un acuerdo que desde el SES –donde se reúnen nuevamente el próximo jueves día 8 a las 09.30 h. los interlocutores de sindicatos con representación (excepto el minoritario ASP que se desmarca de este posicionamiento) y las asociaciones de guardia civil- califican de «histórico» a través del Secretario de Estado de Interior, José Antonio Nieto.

Policías y guardias civiles denuncian, en cambio, que las cantidades reflejadas en el preacuerdo no son las exigidas por el movimiento de la Equiparación Salarial -que surge hace menos de un año impulsado por Jusapol- y que se trata de una mera subida salarial (donde se estaría vendiendo como tal el incremento correspondiente al conjunto de la función pública previsto para el ejercicio vigente) que persigue favorecer la imagen del Gobierno popular y silenciar las críticas a pie de calle – manifestaciones incluidas-  por los agravios comparativos que desde hace más de 30 años vienen sufriendo en sus retribuciones policía y guardia civil frente al resto de cuerpos policiales autonómicos.

Ciudadanos habría mantenido – según confirman fuentes extraoficiales a OKDIARIO- una reunión a puerta cerrada de su líder, Albert Rivera, el pasado viernes día 2 de marzo, con representantes de sindicatos, asociaciones de guardias civiles y Jusapol para explicarles que no habrá presupuestos si no se compromete en firme la dotación de 500 + 500 + 500 millones de euros comprometidos. Por lo que las votaciones en curso de la consulta plebiscitaria, serían en todo caso irrelevantes para el resultado final y sólo buscarían legitimar la dañada imagen de los sindicatos tradicionales que han sido elegidos, además, tres años antes del nacimiento de las actuales reivindicaciones por la equiparación salarial. Una guerra abierta que ensucia la siempre magnífica labor profesional de los cuerpos implicados en la negociación.

Lo último en España

Últimas noticias