Sectores de la patronal critican ya la “ineficacia” de las medidas económicas del Gobierno contra el coronavirus

coronavirus
Reunión de Pedro Sánchez con sindicatos y patronal, el pasado junio.

Aunque la patronal CEOE aún no ha expresado su postura oficial, voces como la de Francisco Aranda desde la patronal de Logística se han adelantado ya a calificar de “ineficaces” las medidas económicas lanzadas por el Gobierno de Pedro Sánchez para ayudar a las empresas a sufragar los estragos causados por el coronavirus en el tejido empresarial.

La OCDE había reclamado a los países un plan de choque basado en líneas de liquidez, rebajas de impuestos y demás cargas fiscales, y aplazamientos en el pago de los tributos de las empresas. La respuesta del Gobierno socialcomunismo español ha sido una versión ultra reducida de esas exigencias. Tan reducida que desde sectores empresariales señalan ya que “esas reformas no permitirán capear el efecto económico del coronavirus. Es imposible, cuando mantenemos la práctica totalidad de los costes estructurares y, tan sólo, se nos ofrece un cierto balón de oxígeno en el pago de las bajas y un aplazamiento en las cotizaciones sociales”.

El paquete de medidas anunciado desde hace días no ha contentado a las compañías que, además, saben que el Ejecutivo de Sánchez continúa a medio plazo con su deseo de subir los impuestos a las empresas.

Medidas insuficientes

El Gobierno ha aprobado este martes un real decreto para que las personas que están en aislamiento preventivo por el coronavirus sean considerados en situación de incapacidad temporal asimilada a una baja laboral por accidente de trabajo. De esa manera, no serán las empresas las que tengan que hacerse cargo de estos costes por las bajas.

Además, el área económica de Moncloa ha dado luz verde también a una moratoria de las cotizaciones a la Seguridad Social para un periodo de tres mensualidades consecutivas aplicable a empresas y autónomos. Pero no se trata de una eliminación de las cargas fiscales sino, simplemente, de un aplazamiento en el pago de ese periodo hasta dentro de un año en caso de que la empresa o autónomo así lo quiera realizar.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el titular de Sanidad, Salvador Illa, ha explicado que la norma afecta tanto a las personas en aislamiento preventivo como a quienes se han contagiado del virus.

El Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha destacado que esto supone una mejora de la prestación tanto para las personas aisladas como infectadas por el coronavirus, ya que pasan a percibir desde el día siguiente al de la baja laboral, el 75% de la base reguladora, con cargo a la Administración. Pero, lo que es cierto es que eso no resuelve el grave problema de costes estructurales con caída de facturación al que se enfrentan las compañías y autónomos españoles.

Y fin. Porque estas son las únicas medidas que ha aprobado de momento el Gobierno, que ha aplazado hasta el jueves la presentación de un posible plan de choque pactado con empresarios y sindicatos para hacer frente al impacto económico del coronavirus.

Montero ha señalado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se va a reunir este jueves con los sindicatos y los empresarios para analizar conjuntamente un plan de choque con medidas económicas, en el que se viene trabajando las ultimas semanas, y ese mismo día el Consejo de Ministros se reunirá para valorar el informe de los expertos sanitarios y tomar nuevas medidas «si procediera».

Lo último en España

Últimas noticias