Investidura

Sánchez sube el órdago sobre PP y C’s: no descarta ser investido con la abstención de ERC

Los socialistas se sentarán con los independentistas este jueves en el Congreso de los Diputados para dialogar y negociar la investidura de Sánchez, explorando una abstención de los republicanos. El partido de Junqueras ya apoyó la moción de censura que llevó al líder del PSOE a La Moncloa.

Es la opción que menos agrada a Ferraz, pero no por ello será orillada. Más bien todo lo contrario. A día de hoy la investidura de Pedro Sánchez sigue pasando por el independentismo catalán, y de ahí que los socialistas estén dispuestos a pactar con los separatistas de ERC su abstención con tal de que el presidente del Gobierno en funciones no sume a su expediente la que sería su segunda investidura fallida.

El PSOE anunció ayer que el secretario de Organización del partido y ministro de Fomento en funciones, Jose Luis Ábalos, se reunirá este miércoles con los partidos nacionalistas y regionalistas del hemiciclo, mientras que mañana hará la propio la portavoz parlamentaria, Adriana Lastra, con los independentistas de ERC y JuntsxCat.

Después del ‘no’ rotundo que han dado este martes los líderes del Partido Popular y Ciudadanos, Pablo Casado y Albert Rivera, a facilitar la investidura del candidato del PSOE a la reelección, los socialistas elevan así la presión hacia ellos al contemplar la posibilidad de apoyarse finalmente en los votos de Esquerra Republicana, en este caso con una abstención, para investir a Sánchez.

Tras la reunión con el secretario general del PSOE, tanto Casado como Rivera le exigieron que no aceptase los votos de los separatistas catalanes para conseguir la investidura, algo que ya hizo Pedro Sánchez durante el debate de la moción de censura que hace justo un año le llevó hasta La Moncloa con el apoyo de los independentistas catalanes y los proetarras de EH Bildu.

Minutos después de esa exigencia por parte de los líderes de PP y Ciudadanos, la vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, confirmaba que los socialistas se sentarán con los independentistas este jueves para dialogar y negociar la investidura de Sánchez, explorando dicha abstención. Será la propia Adriana Lastra, la encargada de abrir la negociación con ERC y Junts per Catalunya en el Congreso de los Diputados. Ello, mientras rechaza sentarse en la mesa con EH Bildu —que también apoyó la moción de censura— y con Vox, la quinta fuerza parlamentaria.

"Tenemos que hablar"

Durante su comparecencia ante la prensa este martes, la propia Lastra elevó el órdago amenazante contra Partido Popular y Ciudadanos, responsabilizándoles, en base a su anunciado voto en contra, de obligar a Sánchez a volver a apoyarse en los secesionistas ahora para superar la investidura. El líder socialista estrechó la mano del presidente de ERC, Oriol Junqueras, preso en Soto del Real por el golpe de Estado en Cataluña, el pasado 21 de mayo. Aquel día, Junqueras se dirigió al escaño de Sánchez en la sesión constitutiva del Congreso para espetarle: "Tenemos que hablar".

El orden de las reuniones con dirigentes de otros partidos que han fijado Ferraz y Moncloa para esta semana no es una cuestión baladí. La ronda comenzó este martes con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, principal socio de un "Gobierno de cooperación". Después Sánchez prosiguió su agenda con Rivera y Casado para reclamarles la abstención de Ciudadanos y PP, tercera y segunda fuerza parlamentaria.

La vía navarra

Este miércoles será Ábalos quien tantee al PNV sobre cuál sería su reacción en Madrid a una eventual abstención de los socialistas que permita a Navarra Suma (UPN, PP y Ciudadanos) acceder al Gobierno foral, a cambio de hacer posible la investidura de Sánchez. Un escenario que el número tres del PSOE también abordará con UPN. Además, se verá igualmente con PRC, Compromís y Coalición Canaria, pese a que su portavoz, Ana Oramas, ya ha avanzado su voto en contra a Sánchez si pacta con Podemos.

Con la abstención de los dos diputados de Navarra Suma (son de UPN) o de los dos de Coalición Canaria, Sánchez no dependería de los separatistas catalanes, siempre que tuviese ya amarrado el respaldo de Podemos, PNV, Compromís y PRC. En la rueda de prensa de este martes, Lastra declaró que los socialistas rechazan que "la gobernabilidad dependa de los partidos independentistas", pero dejó en el aire que su formación cuente con una abstención de los republicanos para la investidura.

Lo último en España

Últimas noticias