Investidura parlamentaria

Sánchez revela a la Ejecutiva del PSOE que Iglesias le exigió ser vicepresidente del Gobierno

El líder de Podemos también pidió los ministerios de Hacienda y Trabajo y el área de Comunicación del Ejecutivo

El PSOE busca una abstención de Podemos que daría a Puigdemont y Otegi el poder de investir a Sánchez

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha revelado este jueves a su Ejecutiva reunida en Ferraz que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, le pidió ser vicepresidente, según admiten fuentes socialistas.

Así mismo, tales fuentes también apuntan que Iglesias se interesó de igual modo por asumir los ministerios de Hacienda y de Trabajo, y también gestionar el área de Comunicación del Ejecutivo.

Desde el inicio de las negociaciones con el PSOE, Podemos ha mantenido en todo momento su intención de formar parte de un eventual Ejecutivo presidido por Pedro Sánchez. De hecho, la formación morada insiste en tener una representación "proporcional" en el Consejo de Ministros al número de escaños obtenidos en las generales del 28 de abril.

Se da la circunstancia de que el propio Sánchez negó el pasado lunes en una entrevista en la cadena Ser que Iglesias le hubiese exigido ser vicepresidente del Gobierno. "No, no me ha pedido nunca eso, no me lo ha explicitado de esa manera", manifestó Sánchez en los micrófonos de la emisora de Prisa. En cambio, este jueves ha confesado a la Ejecutiva federal que Iglesias le trasladó su deseo de dirigir una vicepresidencia "social".

El precedente de 2016

Tras las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, Iglesias también exigió a Pedro Sánchez ser vicepresidente, así como los ministerios de Economía, Defensa, Educación, Justicia, Interior y el control de Radio Televisión Española (RTVE). Aquella vez, el líder de Podemos realizó tal reclamo al secretario general de los socialistas en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados en enero de 2016 mientras éste se encontraba reunido con el Rey en Zarzuela dentro de la ronda de consultas de la que salió candidato a la investidura.

Días después, Pablo Iglesias concretó en un texto tareas que quería asumir como vicepresidente. Y aquí incluyó la supervisión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y el Boletín Oficial del Estado (BOE), así como la Presidencia de la Comisión de secretarios y subsecretarios de Estado y la relación del Gobierno con las Cortes Generales. De igual modo, planteó controlar la Secretaría de Estado de Comunicación, en la misma línea que ahora, según lo revelado por Pedro Sánchez este jueves a los suyos.

Lo último en España