Sánchez ocultó hasta el 9 de noviembre los bajos datos de contagios en la hostelería para cerrarla

Pedro Sánchez hostelería

Pedro Sánchez no ha dejado de torpedear la hostelería, ni de bloquear la actividad del ocio nocturno. Lo ha hecho incluso cuando su último informe elaborado por el Instituto público Carlos III, dependiente del Ministerio de Sanidad, asigna a este tipo de locales únicamente un 2,6% de los contagios totales, como ha publicado OKDIARIO.

Pero, para colmo, lo cierto es que Pedro Sánchez ha ocultado de forma sistemática los datos de contagios en la hostelería. Ese mismo informe reconoce que la categoría que engloba el entorno «social»-donde se encuentra la hostelería- «ha sido introducida a partir de la semana 46/2020, estando estos casos previamente englobados en ‘otros’». Esa semana fue la del 9 de noviembre de 2020. Hasta ese momento, de forma totalmente obscena, fueron ocultados los datos de contagios metiéndolos en una categoría imposible de individualizar.

El párrafo en cuestión aparece en un informe del Instituto público Carlos III, uno de los principales centros de investigación dependientes del Gobierno. Allí figura el siguiente párrafo: «La categoría de posible exposición ‘social’ ha sido introducida a partir de la semana 46/2020, estando estos casos previamente englobados en ‘otros’». Ni siquiera se especifica con precisión qué sectores o ámbitos forman parte de cara área de contagios. Lo único que se sabe es que, si ahora es difícil saber dentro del ámbito “social” qué parte corresponde a la hostelería, antes de noviembre era directamente imposible tener ni la más mínima noción.

Asignación de casos de contagio

El último informe del principal instituto investigador del Gobierno relata, de hecho, la asignación de casos de contagio entre los distintos entornos que puede haber originado la infección. Allí figura el entorno laboral con un 5,4% y los focos ubicados en los domicilios con un 41,2%. Y pese a lo abultado de esas cifras, las últimas iniciativas de la ministra Darias y de Pedro Sánchez no endurecen las medidas en esos ámbitos.

Aparece igualmente el espacio escolar, con un 2,1%, los centros sociosanitarios, con un 3,2%, y los propios centros sanitarios, con un 1,9%. Y, pese a tener asignados porcentajes de contagio muy parecidos al 2,6% de todo el espectro “social” -bares, restaurantes, turismo o cualquier actividad social-, Sánchez tampoco pide para todos esos sectores el cierre que pide para la hostelería.

Es decir, que lo único que se sabe realmente es que la hostelería, a lo sumo, puede haber producido un 2,6% de los casos de contagio, según ese recuento. En base a eso, el Gobierno ha mantenido cerrados bares y restaurantes sin ayudas económicas a lo largo de toda la pandemia.

Ahora, de hecho, el mismo Gobierno acaba de retirar su deseo de imponer nuevos cierres, pero hasta este mismo lunes pretendía, con una incidencia acumulada muy inferior a la de épocas pasadas, volver a bloquear la hostelería y ocio nocturno.

Así, defendió durante toda la semana pasada los siguientes puntos en locales de ocio nocturno y discotecas: “La apertura de los locales de ocio nocturno se podrá autorizar cuando la situación epidemiológica de la unidad territorial de referencia para el control del Covid-19 de la comunidad autónoma en la que se encuentre el local esté fuera de los niveles de riesgo o en nivel de alerta 1 de acuerdo al documento Actuaciones de respuesta coordinada para el control de la transmisión de Covid-19. En ambos escenarios se seguirán las recomendaciones que se proponen para el nivel de alerta 1 en dicho documento”. Es más, pretendía que “el consumo de bebidas y alimentos, tanto en zonas interiores como exteriores”, se hiciera “sentado en mesas, debiendo asegurarse el mantenimiento de la debida distancia de seguridad un mínimo 1,5 metros entre las sillas de diferentes mesas” y que no se pudiera “superar el 50% de aforo máximo en el interior del local.

Las terrazas al aire libre de estos establecimientos podrán ocupar la totalidad de las mesas permitidas siempre asegurando la distancia entre mesas antes mencionada. Las mesas tendrán un límite de 6 personas en interior y de 10 personas en exterior. El horario de cierre de estos establecimientos será como máximo a las 2:00 horas, pudiendo ampliarse hasta las 3:00 horas”.

Restricciones

En hostelería y restauración las restricciones pretendidas por el Gobierno de Pedro Sánchez eran las siguientes, según el BOE. “En los establecimientos de hostelería, restauración y terrazas, así como en los bares y restaurantes de playa: en los territorios fuera de los niveles de riesgo el aforo permitido será de 50% en interior pudiéndose incrementar en un 10% si se aplican medidas de control de riesgos que garanticen un alto nivel de ventilación y control de la calidad del aire.

En las terrazas al aire libre se podrán ocupar la totalidad de las mesas permitidas debiendo asegurarse el mantenimiento de la debida distancia de seguridad un mínimo 1,5 metros entre las sillas de diferentes mesas. Se permite el servicio y consumo en barra, manteniendo la distancia antes mencionada. Las mesas tendrán un límite de 6 personas en interior y de 10 en exterior”. Además, «el horario de cierre de estos establecimientos será como máximo a la 1:00 h y se dejará de servir a las 24:00 horas». Todo ello, sin embargo, ha sido eliminado del proyecto del Gobierno por la exigencia de PNV.

Lo último en España

Últimas noticias