Sánchez intenta dividir al Gobierno de Madrid pero aún no ha llamado a Aguado para la moción anti-Ayuso

Ciudadanos Ayuso
Isabel Díaz Ayuso, Ignacio Aguado y César Zafra, en imagen reciente. (Foto: EP)

Pedro Sánchez ha enviado al delegado del Gobierno en Madrid y hombre fuerte del PSOE en la Comunidad, José Manuel Franco, a enrarecer el ambiente en el Gobierno de coalición que comanda Isabel Díaz Ayuso. Ignacio Aguado no ha recibido ni una sola llamada de los socialistas para hablar de la posible moción de censura contra la presidenta madrileña. Pese a ello, Franco ha anunciado a bombo y platillo una posible acción para derrocar a Ayuso con el objetivo de implantar como presidente de la Comunidad al líder de C’s. Todo ello corresponde a un plan socialista para enrarecer el ambiente y provocar una tensión que permita, precisamente, favorecer esa moción en el futuro.

Fuentes de plena solvencia han confirmado a OKDIARIO desde Cs que el número de veces que se ha dirigido el PSOE, a través de cualquiera de sus líderes en Madrid, a Ignacio Aguado para hablar de la moción y negociar posibles apoyos o condiciones, ha sido exactamente de cero. Ni una sola vez.
“No es serio el plan. No está en la mesa. Y el PSOE sabe perfectamente que no entraríamos a su juego”, señalan desde el partido naranja. Y lo cierto es que, evidentemente, si se quiere pactar una moción, se habla y se negocia. Y no se ha realizado ni un contacto ni una llamada en esa dirección.
Todo ello, pese a que Franco no deja de envenenar el ambiente con sus anuncios de la moción de censura.

Presupuestos con Cs y moción de censura

El líder de los socialistas en Madrid, de hecho, ha vuelto a confirmar recientemente que sigue con su idea de lanzar una moción de censura contra Isabel Díaz Ayuso. El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco, ha afirmado recientemente que estudiarían proponer a una persona no socialista para la Presidencia de la Comunidad de Madrid en una futurible moción de censura con tal de desalojar a la actual presidenta, Isabel Díaz Ayuso, de la Puerta del Sol.

«En principio nosotros hemos ganado las elecciones y se nos haría muy difícil este escenario, pero si la higiene democrática nos lleva a esa exigencia de tener que pasar porque una persona no socialista presida la Comunidad y eso nos conlleva una mejor gestión y un cambio político en Madrid, estaríamos dispuestos a estudiarlo», afirmó Franco en una entrevista reciente.

«Si al final hay un acuerdo presupuestario en España –entre Cs y PSOE– e Inés Arrimadas, en ejercicio de responsabilidad y sensatez, le recomienda a Ignacio Aguado que apoye una moción de censura, estamos preparados. Tenemos equipo, programa y tenemos las personas adecuadas para gobernar de otra forma y demostrar, de una vez por toda, que otra solución es posible», añadió Franco.

El líder de los socialistas madrileños subrayó que «les sobran los motivos» para presentar una moción de censura.

Hay que recordar que ya el pasado mes de junio, José Manuel Franco, reveló a sus alcaldes un plan para echar a Isabel Díaz Ayuso de la Presidencia de la Comunidad. La hoja de ruta pasaba por utilizar una imputación judicial para presionar a Ciudadanos para que rompa con el Partido Popular por regeneración democrática.

Así lo ha hizo público en un encuentro telemático organizado por el PSOE de Galapagar. Ahí explicaba que si, por ejemplo, «Ayuso es imputada por cohecho impropio por el tema del apartamento, habrá que conseguir que Ciudadanos apoye una moción de censura». De esta forma, destapaba que una de las principales bazas que tienen los socialistas es instrumentalizar una imputación judicial para que el grupo parlamentario de Ignacio Aguado abandone a los populares.

En este sentido, Franco consideraba que la regeneración política es una de las banderas de Ciudadanos y el partido centrista no podría aguantar en un Gobierno con alguien imputado, aunque esa hipotética acusación penal al final pueda quedase en nada. «Inés Arrimadas no tiene todo el control del partido y sí estaría dispuesta a cambiar gobiernos autonómicos; pero Ignacio Aguado es del ala del partido más cercana al PP y no quiere romper», sostenía el hombre fuerte de Pedro Sánchez en Madrid.

En el transcurso de esta charla, a la que sorprendentemente invitaron a todo el mundo a unirse a través de Twitter, Franco pidió a los suyos redoblar la presión contra el Gobierno de Ayuso. «Tienen que notar nuestro aliento. Os pido que seáis más activos en redes sociales», comentaba a los presentes: alcaldes, diputados regionales, ex alcaldes y militantes de base.
El secretario autonómico del PSOE-M criticaba la «actitud autodestructiva» de cargos socialistas que suelen retuitear y compartir noticias negativas para el partido, pero que «quizá por modestia» no difunden las positivas.

Lo último en España

Últimas noticias