Exhumación de Francisco Franco

Sánchez ningunea al Supremo y anuncia que exhumará a Franco el 10 de junio para llevarlo a El Pardo

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado la inhumación de los restos del dictador Francisco Franco para el próximo 10 de junio en el cementerio de El Pardo.

Sánchez ningunea al Supremo y anuncia que exhumará a Franco el 10 de junio para llevarlo a El Pardo.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha anunciado este viernes que la exhumación y posterior inhumación de los restos de Francisco Franco se llevará a cabo el próximo 10 de junio. El enterramiento, ha dicho Calvo, se llevará a cabo en el cementerio de El Pardo. Un lugar que contradice los deseos de la familia del dictador, que se ha opuesto en todo momento a la exhumación, y que, en su caso, había elegido la catedral de La Almudena.

Según ha anunciado Calvo, en la rueda de prensa habitual tras el Consejo de Ministros, el procedimiento se llevará a cabo ese día por la mañana y sin convocatoria pública.

"Se respetará el derecho de los familiares a estar presentes si lo desean y a que organicen una breve e íntima ceremonia acorde con sus preferencias religiosas durante la reinhumación", ha explicado la vicepresidenta, que ha añadido que "no se permitirá el acceso a medios de comunicación y se adoptarán las medidas necesarias para evitar el uso de medios de captación y reproducción de imagen y sonido".

La fecha se ha escogido, según Calvo, con la idea de separarla de los dos próximos procesos electorales, las generales del 28 de abril y las europeas, autonómicas y municipales del 26 de mayo. La vicepresidenta del Gobierno ha asegurado que esta decisión es vinculante, aún cuando las urnas cambien el Ejecutivo. Aunque sí ha admitido que el nuevo Gobierno podría "modificar la norma".

Una decisión pendiente del Supremo

La decisión del Ejecutivo socialista, sin embargo, depende aún del pronunciamiento del Tribunal Supremo, que, en los próximos días, podría acordar la suspensión cautelar tras el recurso presentado, entre otros, por la familia Franco.

Calvo ha ninguneado este extremo, en cambio, y ha aludido al "ejercicio legítimo de la competencia" del Gobierno para no esperar a la decisión del alto tribunal. Ha admitido, en cambio, que si el Supremo cambia los planes del Gobierno, el Ejecutivo lo acatará.

Cabe recordar, además, que un juzgado de Madrid suspendió hace unas semanas la licencia urbanística para la exhumación, al considerar que existe un "riesgo evidente" de remover unas losas de mármol, que a su vez tapan una losa de granito de, al parecer, 2.000 Kgs. de peso”.

En el auto, el juez determina que “no tiene sentido lógico ni jurídico alguno que una obra, cuya urgencia (…) es al menos discutible, pueda atentar contra uno de los pilares del Estado social y democrático de Derecho en que se constituye España, según el artículo 1o de la misma Constitución, esto es, poner en peligro la vida humana”. Por tanto, añade, “mientras existan dudas acerca de las condiciones de seguridad, dentro de lo racionalmente posible, de la obra que se proyecta, procede la suspensión cautelar urgente de la misma”.

Lo último en España

Últimas noticias