PSOE y Podemos presentan una proposición para que el CGPJ en funciones no pueda hacer nombramientos

  • Loreto Ochando

El Grupo Parlamentario Socialista y Unidas Podemos han presentado este miércoles un Proposición De Ley (PDL) para que los vocales del Consejo General del Poder Judicial no puedan efectuar nombramientos mientras estén en funciones. Al tratarse de una PDL, tanto el PSOE como Podemos evitan los preceptivos informes jurídicos, ya que se tramita como una ley, pero de una forma mucho más rápida y, por tanto, no han de informar el propio CGPJ, el Consejo Fiscal y el Consejo de Estado.

En la PDL presentada, y a la que ha tenido acceso OKDIARIO, ambos partidos afirman que es necesario «limitar las decisiones adoptadas por un CGPJ saliente, cuyos miembros han excedido el periodo constitucional de mandato. Así, facultades como la de proponer el nombramiento del Presidente del Tribunal Supremo, de los Presidentes de las Audiencias, de los Tribunales Superiores de Justicia y la Audiencia Nacional, de los Presidentes de Sala y los Magistrados del Tribunal Supremo o de los Magistrados del Tribunal Constitucional, deben quedar excluidas del ámbito competencial del Consejo cuando este se encuentra en funciones».

El PSOE y Podemos, solicitan que se paralicen los nombramientos, no el resto de las funciones que resultan imprescindibles. Así, exponen que: «Al no tratarse de un órgano jurisdiccional, que no podría ver paralizada su actividad ni dejar en suspenso ninguna de sus atribuciones, resulta posible separar las facultades del CGPJ en funciones que resultan indispensables para el gobierno y buen funcionamiento de juzgados y tribunales de aquellas otras que, por el contrario, conforman un haz de competencias y atribuciones que legítimamente han de corresponder al CGPJ entrante o renovado y no al saliente».

Situación especial

Para los diputados de ambas formaciones políticas, «es evidente que la superación del plazo máximo de mandato sin que se haya producido la debida renovación sitúa al Consejo General del Poder Judicial en una situación extraordinaria, cuyo régimen jurídico no puede ser el mismo que el aplicable al periodo normal de funcionamiento».

Y añaden que el CGPJ en funciones, a diferencia de lo que sucede con otros órganos constitucionales como el Gobierno o las Cortes Generales, los cuales cuentan con una exhaustiva regulación sobre cómo han de operar cuando se encuentran en funciones, «en el caso del Consejo General del Poder Judicial no existe previsión alguna sobre la materia más allá del mencionado artículo de la LOPJ».

Por último, y a este respecto, ambos partidos apostillan que «esta laguna jurídica constituye sin duda un déficit en el diseño constitucional del Estado que debe ser corregido. Partiendo de que lo deseable será siempre que la renovación del CGPJ se produzca de manera inmediata a la finalización de su mandato, debe, no obstante, preverse un régimen jurídico completo y adecuado para cuando tal circunstancia no se dé. La existencia de una normativa apropiada para estos casos supone una garantía básica para el correcto funcionamiento de la Administración de Justicia, así como un medio para favorecer la renovación, pero, sobre todo, resulta fundamental de cara a salvaguardar la legitimidad del órgano».

Movimiento político

Según las fuentes consultadas por OKDIARIO, la finalidad de presentar esta Proposición De Ley, no es otra, que forzar al Partido Popular para que llegue a un acuerdo de renovación del órgano de gobierno de los jueces. Hasta ahora, el PP ha impuesto varias condiciones para poder votar esa renovación. La principal demanda de los de Pablo Casado es que Podemos no entre en la negociación, que el PSOE retire la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial y que no pacte el PSOE con Bildu. Pero también que la negociación vaya dirigida a reforzar la independencia de los jueces y magistrados.

Desde el PP vieron como una maniobra de juego sucio por parte del PSOE, la reforma de la LOPJ que anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Dicha reforma cambiaría la mayoría necesaria en el Congreso para votar un nuevo CGPJ. Actualmente, para poder renovar son necesarios los apoyos de tres quintos de la cámara, pero si la reforma de Sánchez sale adelante, esa mayoría pasa a ser absoluta, con lo que el Partido Popular quedaría fuera de las negociaciones.

La renovación del CGPJ ha supuesto siempre una gran ‘bronca’ entre los dos grandes partidos. El consejo actual lleva dos años en funciones, pero no es la primera vez que no hay acuerdo. En el CGPJ al que pertenecieron el actual ministro de Justicia Juan Carlos Campo, y el consejero de Justicia de la CAM, Enrique López también estuvo más de un año y medio en funciones porque el PP y PSOE no se ponían de acuerdo sobre qué vocales nombrar.

Lo último en España

Últimas noticias