VOX

El PSC exige a la podemita Colau que prohíba un acto de Vox en el Palau Sant Jordi

PSC
Jaume Collboni, líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona. (EP)

El alcaldable del PSC por Barcelona, Jaume Collboni, ha pedido a la alcaldesa Ada Colau que no permita a Vox un acto político el 30 de marzo en el Palau Sant Jordi, ya que es un edificio municipal: "Un partido de ultraderecha que fomenta el odio como discurso político no puede tener cabida dentro de un espacio público municipal".

En declaraciones a los periodistas, el concejal ha anunciado que su grupo propondrá en la comisión de Presidencia de la próxima semana crear un protocolo de cesión de usos de espacios públicos para garantizar que no se conceda a colectivos "contra mujeres, personas LGTBI y personas migradas".

La cesión de un espacio público "se tiene que regir por los principios democráticos y de libertad de expresión, pero también de respeto a la diferencia y la pluralidad", y ha añadido que ceder el edificio para este acto va contra los valores que representa Barcelona.

Ha considerado de obvio que los espacios públicos son de todos pero ha apostado por que sean lugares neutrales que representen la convivencia: "La respuesta inmediata por parte del Gobierno municipal debe ser no autorizar el mitin".

Además, ha dicho que Vox bloqueó hace unos días una declaración en el Senado que pedía la igualdad plena del colectivo LGTBI en el mundo del deporte, y que, por tanto, ya que el Sant Jordi representa los principios del olimpismo, su presencia iría en contra de estos.

EL ESPÍRITU DE VISTALEGRE

Con el evento en el Palau Sant Jordi, Vox quiere hacer un gran acto de precampaña electoral para llevar a Cataluña "el espíritu de Vistalegre", según explicó el presidente de Vox, Santiago Abascal, en alusión al gran acto celebrado en Madrid en octubre del año pasado al que asistieron 9.000 personas.

Abascal aseguró no temer campañas de boicot como las que están sufriendo en algunos de sus actos en la capital catalana y se enorgulleció de realizar el acto en Barcelona, "la tierra donde algunos piensan que no tenemos nada que decir".

Lo último en España