Nuevo curso escolar

El protocolo para la ‘vuelta al cole’ de Celaá no incluye ninguna de las medidas que los sindicatos exigen a Ayuso

Vuelta al cole
Isabel Díaz Ayuso e Isabel Celaá.

Los sindicatos han anunciado una huelga en el sector docente en Madrid de cara a la ‘vuelta al cole’. Consideran que la Comunidad, presidida por Isabel Díaz Ayuso, no ha diseñado «medidas adecuadas» para volver a las aulas en plena segunda ola del coronavirus. Sin embargo, los sindicatos callan ante los protocolos del Ministerio de Educación de Isabel Celaá, elaborados en junio y aún vigentes, que incluyen las mismas medidas que el documento que maneja Madrid.

Los protocolos vigentes de la Comunidad de Madrid y del Ministerio de Educación para reducir el riesgo de coronavirus en la vuelta a las aulas son idénticos. Ambos documentos, fechados en junio, recogen medidas parejas para proteger a los escolares de posibles contagios y determinar cómo actuar ante la detección de un caso. Sin embargo, su acogida entre los sindicatos ha sido diametralmente opuesta.

Mientras ningún sindicato ha pedido responsabilidades al Ministerio de Educación por estas medidas, la Comunidad de Madrid ya se enfrenta a una huelga convocada por los sindicatos CC.OO., UGT, CGT y STEM. Un parón previsto para el 4 de septiembre en las escuelas infantiles, el 8 en Educación Infantil y Primaria y centros de Educación Especial; el 9 en Institutos de Educación Secundaria y Formación Profesional; y el 10 de forma conjunta en todos los niveles y enseñanzas de la Educación Pública.

Los sindicatos achacan a las autoridades educativas de Madrid, único territorio en el que se ha convocado una huelga de cara  a la ‘vuelta al cole’, que no dispongan aún de «medidas adecuadas» para proteger a los escolares.

Sin embargo, basta un análisis comparativo de los protocolos de la Consejería de Educación madrileña y del Ministerio que dirige Isabel Celaá para comprobar que las medidas son prácticamente idénticas.

Los sindicatos reclaman, por ejemplo, una reducción del número de alumnos mediante el «desdoblamiento» de aulas para poder mantener la distancia entre mesas de 1,5 metros. Medida que no contempla el protocolo diseñado por Madrid el pasado mes de junio, pero que tampoco figura entre las propuestas ‘maestras’ difundidas por Celaá a las comunidades el pasado 11 de junio.

Ninguno de ambos documentos hace referencia tampoco a otra de las demandas que los sindicatos le exigen a Madrid: la contratación de personal de refuerzo para poder hacer frente a la mayor demanda de docentes resultante del desdoblamiento de aulas.

Sanidad
Propuestas del Ministerio de Educación para la ‘vuelta al cole’, idénticas a las que tiene vigentes Madrid.

Estas medidas siguen vigentes por parte del Ministerio de Educación, tal y como confirmaba este miércoles el departamento de Celaá catalogándolas como «un marco común adaptable al contexto de las CCAA y centros educativos».

Madrid sí contempla separar alumnos

El protocolo de Madrid es posterior, del 10 de julio -día en que fue remitido a 3.500 centros de la Comunidad- y recoge y amplia todas las medidas propuestas por Educación. Frente a las 26 páginas que tiene el documento del Gobierno central, el autonómico desarrolla en 73 páginas muchas de las medidas incoadas por el departamento de Celaá.

Por ejemplo, el protocolo madrileño se extiende en una de las cuestiones que los sindicatos reclaman a Ayuso: la posibilidad de reducir las cuotas de alumnos en las clases para asegurar el distanciamiento social mediante el «desdoblamiento» de aulas.

Ese término no figura en los protocolos de la Comunidad, pero Madrid sí contempla en ese documento medidas como la «asistencia alterna, semigrupos paralelos, distribución de alumnos, reordenación de horarios, turnos, entradas y salidas escalonadas y la organización de periodos de recreo» para asegurar el cumplimiento de esos 1,5 metros de distancia. Y, en caso de que no fuese posible cumplirlo, «será obligatorio el uso de mascarilla». Una medida idéntica a la que figura en el protocolo oficial de Educación.

Madrid
Medidas para el ‘desdoblamiento’ de aulas en los protocolos de Madrid.

«Falta de respeto»

Isabel Díaz Ayuso ya ha respondido a esta convocatoria de huelga a través de su perfil en redes sociales. «Presentaremos próximamente nuestra estrategia, sin embargo ya tenemos la huelga pertinente», ha asegurado.

Por su parte, el consejero de Educación de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha asegurado este miércoles que la huelga del profesorado en la región ha sido convocada con razones «falsas» y la entiende como una «falta de respeto» a la comunidad educativa.

Ossorio ha transmitido su «total respeto al derecho de huelga», si bien ha indicado que la sociedad está inmersa en «un momento complicado» en el que «la pandemia afecta a familias, alumnos, docentes».

Protocolo de Educación 

El pasado 11 de junio, los Ministerios de Sanidad y Educación y Formación Profesional informaban de que su grupo de expertos había «elaborado un documento cuyo objetivo es plantear una estrategia consensuada por los diferentes agentes implicados para ofrecer un entorno seguro y saludable al alumnado y personal de los centros educativos con el fin de retomar la actividad presencial para el curso 2020-2021 que comienza en septiembre».

En ese texto, defendía Sanidad y Educación, se describía la forma de llevar a cabo la detección precoz de posibles casos de COVID-19 en base a varios principios básicos: «La limitación de contactos, las medidas de prevención personal, la gestión de casos y la limpieza y ventilación».

Según ese protocolo, aún vigente a día de hoy, cada centro debe tener un ‘Plan de Inicio de Curso y Planes de Contingencia’ que prevean las actuaciones a realizar y los mecanismos de coordinación necesarios para los posibles escenarios que puedan darse. De esta manera, se propone que haya una persona responsable de referencia para los aspectos relacionados con la COVID-19.

1,5 metros y ventilación

El pilar fundamental de ese protocolo gira en torno a la distancia de seguridad que deben guardar los alumnos en sus mesas, que será de 1,5 metros.

La norma no es aplicable a los alumnos de cursos inferiores a 4º de Primaria, ya que entre ellos se contempla la posibilidad de que puedan «socializar sin mantener la distancia interpersonal de forma estricta, ya que es un grupo de convivencia estable» y, de esa manera, en caso de darse un positivo «posibilitará el rastreo de contactos rápido y sencillo».

También indica que la limpieza de las aulas debe realizarse «al menos una vez al día», siendo 3 veces en el caso de los aseos. Las aulas deberán ventilarse «al menos cinco minutos» al inicio de las clases y al final de la jornada «siempre que sea posible por la meteorología».  Condiciones que, a día de hoy, parecen insuficientes del todo para evitar que los centros educativos sean alcanzados de lleno por la segunda ola del coronavirus en la que ya vive inmersa España.

Lo último en España

Últimas noticias