El PP bloqueará los intentos de Sánchez de elevar el Impuesto a las Herencias, Donaciones y Patrimonio

Pablo Casado y Pedro Sánchez
Pablo Casado y Pedro Sánchez.

Pablo Casado considera que subir estos impuestos sería "una doble imposición"

El PP derogará esas subidas de impuestos en el momento en el que llegue al poder

El PP bloqueará los intentos de Pedro Sánchez de elevar el Impuesto a las Herencias, Donaciones y Patrimonio. Es uno de los puntos principales del plan de recaudación de los socialistas. Y se va a convertir en una de las grandes batallas entre el nuevo PP y el partido de Sánchez: porque los Populares no pasan por lo que consideran que es, a todas luces, una doble imposición.

La reunión de este jueves albergará muchos temas. El primer encuentro al máximo nivel entre presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder de la Oposición, Pablo Casado, servirá para hablar de la crisis migratoria y del golpe separatista. Pero también para exponer el planteamiento de ambos líderes con respecto al plan de gasto y de recaudación de impuestos de cada una de las formaciones.

Pablo Casado va a ofrecer al presidente la posibilidad de alcanzar estabilidad, pero con una serie de compromisos entre los que se encuentran una reforma de la ley electoral municipal y el reforzamiento institucional frente al independentismo. Casado reclamará igualmente políticas eficaces para abordar la inmigración. Pero no se olvidará del punto económico y fiscal, donde exigirá responsabilidad económica y fiscal con los compromisos con la UE y con el techo de gasto.

Y en este último apartado se producirá otro de los grandes choques. Y es que a Pedro Sánchez le quedan pocas opciones para intentar aumentar el gasto que no sean la de subir los impuestos en los que previsiblemente los partidos separatistas no pondrán pegas. Y entre estos pueden encontrarse los impuestos de Sucesiones y Donaciones. Y quizás el de Patrimonio.
Todos estos impuestos quiere subirlos Sánchez. Pero aún más puede querer hacerlo si se mantiene la advertencia de PNV de no querer que se toquen impuestos que repercutan en su actividad económica.

El PP derogará estas subidas de impuestos en cuanto lleguen al poder

Estos tres tributos mencionados están cedidos totalmente a las Comunidades Autónomas. Y si el Gobierno no puede elevar otros impuestos, la única forma de incrementar el gasto regional según lo prometido por Sánchez –2.400 millones de euros– puede pasar por subir estos impuestos, un punto donde ha habido una especial exigencia de la Generalitat -y es que la rebaja de estos tributos en el resto de territorios, unida a la tensión separatista, ha provocado una fuga masiva de negocios fuera de Cataluña-.

Pero la oposición del PP de Casado será absoluta a esta amenaza de subida tributaria: “Se trata de impuestos que generan una doble tributación y, por lo tanto, lo que debe pasar con estos impuestos es que desaparezcan, no que se armonicen al alza con los territorios que más cobran”, señala un miembro del PP.

Por ello, los hombres del PP van a plantear distintos focos de oposición. El primero en el Consejo de Política Fiscal y Financiera -el organismo de reunión y discusión de las CCAA sobre asuntos financieros-; el segundo, en el Senado, con su grupo político; y el tercero, con la decisión firme del PP de que, si definitivamente lo aprueba Sánchez, el PP derogará esas subidas de impuestos en el momento en el que llegue al poder.

Pese a ello, los líderes del PP saben que los socialistas quieren llevar a cabo su plan y que pretenden hacerlo bajo el pretexto de que la competencia fiscal entre territorios es mala. Y que, por lo tanto, lo mejor es acabar con ella igualando los tributos. Pero, por supuesto, lo primero que se les ha ocurrido no ha sido plantear equipararlos a la baja. No: lo pretenden hacer recuperando el pago efectivo del impuesto en una equiparación al alza para todos aquellos territorios que habían recortado estos impuestos.

Lo último en España

Últimas noticias

. . . . . . . . .