Podemos se queda los intereses de los que le prestan dinero mientras habla de “abuso de los bancos”

Pablo Iglesias
Pablo Iglesias en un mitin en Madrid. (Foto. Podemos)

Podemos acaba de lanzar su última petición de microcréditos a sus militantes y simpatizantes. En esta ocasión, para financiar la campaña de las elecciones andaluzas. Y las bases del contrato que regula los préstamos que le concede la gente al partido de Pablo Iglesias -simplemente con marcar unos clicks en la página web- prueban que no se paga ni un euro en intereses a los que prestamistas, como se puede comprobar en el documento que hoy publica OKDIARIO. Es decir, que mientras el líder de la formación morada protesta contra los “bancos usureros”, su partido no devuelve a los simpatizantes ni un euro de los intereses que genera ese capital a lo largo de casi dos años.

Podemos se queda los intereses de los que le prestan dinero mientras habla de “abuso de los bancos”

El periodo de devolución en el mayor de los casos puede llegar hasta los 20 meses, un periodo en el que todo el interés generado se lo queda Podemos, el mismo partido que acaba de rodear el Tribunal Supremo para protestar contra los “abusos de los bancos” y la “justicia arrodillada a los bancos”. El importe que ha podido generar Podemos a través de esta fórmula usurera no es pequeño. “En nuestra corta historia, más de 25.000 personas han colaborado en las campañas electorales de Podemos a través de microcréditos. En total, más de 6.000.000 de euros que ya han sido devueltos en su totalidad”, señala el propio partido morado en su página web.

Dependiendo de los plazos definitivos en los que Podemos haya mantenido este dinero en su poder, el volumen de ganancia no es pequeño ni mucho menos.

Los microcréditos de Podemos para las elecciones andaluzas se convocaron el pasado 18 de octubre y se devolverán en el mejor de los casos se devolverán en junio de 2019. Así, tomando un plazo de nueve meses, la ganancia debería ser al menos equivalente a la que da cualquier depósito del mercado a los inversos en ese periodo. Y la rentabilidad en el mercado oscila para ese tipo de productos en torno al 0,75% anual -ello teniendo en cuenta que los depósitos de entidades financieras serias y reguladas están protegidos y garantizados, con lo que el riesgo no tiene nada que ver y el aumento de riesgo, aumenta el interés a pagar de forma notable-.

La rentabilidad en el mercado para ese tipo de productos oscila en torno al 0,75% anual

Es decir, que deberían haber devuelto a los inversores, entre 33.750 euros y 75.000 euros (agotando los 20 meses). Y ese dinero se ha lo quedado Podemos.

Lo mejor es que el partido que se queja de los abusos y la usura bancaria alardea de su sistema. “Desde las elecciones europeas hasta las autonómicas, pasando por el 20D y el 26J, y ahora las elecciones andaluzas, seguimos demostrando que se puede hacer una política sin depender de los bancos ni por un solo euro”, señala la formación de Pablo Iglesias mientras se queda los intereses, cosa que no hace ningún banco.

Las condiciones no dejan lugar a dudas

Las “condiciones generales del contrato civil de suscripción de microcréditos” que hoy publica este diario no dejan lugar a dudas. “El partido político PODEMOS, con CIF G86976941, con domicilio social en Madrid, calle Zurita, núm. 21, ofrece para su suscripción por 
particulares un Préstamo Civil de acuerdo con las siguientes Condiciones Generales y lo dispuesto en el Código Civil”, señala.

Acto seguido señala que “la cantidad total que se ofrecerá a suscripción por todos los inscritos, simpatizantes y personas en general será de un máximo de quinientos mil euros (500.000 €) que se aplicarán exclusivamente para sufragar los gastos electorales de las elecciones autonómicas de 2018”.
Y posteriormente aclara que “el préstamo no devengará intereses”.

Además, la devolución se regula en cómodos plazos para Podemos, de forma que nunca tenga que anticipar ni un euro. “El partido político PODEMOS efectuará la devolución de las cantidades recibidas en los siguientes plazos: 
a) el importe total del préstamo será devuelto al suscriptor después de las elecciones, en el momento en que el partido cobre la subvención electoral establecida legalmente para los partidos políticos que hayan obtenido representación en Parlamento; 
b) en el caso de que el total de la subvención sea inferior al total del importe suscrito, PODEMOS dispondrá de un plazo de 12 meses para reintegrar la parte no cubierta por dicha subvención”. 
En resumen, hasta superar los 20 meses.

Y, por si fuera poco claro el mecanismo de usura, “la suscripción no otorga ningún derecho político ni propiedad de ningún tipo más allá de los inherentes derechos de cobro de un préstamo civil”.

Temas

Últimas noticias