Un periodista belga le pega un baño a Puigdemont en TV: "Debería volver y encerrarse en la cárcel"

Un periodista de la televisión belga se ha visto convertido en uno de los protagonistas de la jornada en España tras las duras preguntas a las que ha sometido este miércoles al ex presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y por señalar señalar ante el fugado algunas de las incoherencias de su discurso en referencia al referéndum ilegal del 1-O y huida a Europa.

La entrevista, que ha tenido lugar en el canal belga VRT NU, se le complicó al ex president cuando uno de los tertulianos no dudó en decirle que "no puedo entender cómo está aquí en el estudio en vez de sus amigos en Cataluña" y que "si quiere ganar algo de dignidad, creo que debería volver y encerrarse en la cárcel".

Carles Puigdemont respondía algo sorprendido al entrevistador que "si estuviera en la cárcel no podría estar en este estudio" para proceder a autoproclamándose "mártir", pero eso sí, a su pesar: "No creo en los mártires, creo en la democracia y en la separación de poderes" a lo que el periodista no dudó en contestarle acusándole de organizar un referéndum ‘fake’ que "si no quería ser un mártir, no debería haber organizado un referéndum falso y sí uno real", en referencia a las irregularidades de la consulta ilegal como las urnas opacas y que en algunos casos llegaron ya llenas de votos a los colegios electorales.

"Ha perdido usted mucha credibilidad", ha llegado a decirle el periodista, a lo que el huido Puigdemont ha afirmado que  "el referéndum no fue falso. Fue real".

Tras la entrevista, Carles Puigdemont ha viajado a Munich (Alemania) para participar el mismo día en un debate sobre la independencia de Catalunya.

Lo ha explicado en un tuit el responsable de la Oficina del ex presidente, Josep Lluís Alay: "El presidente Puigdemont acaba de aterrizar en Munich, la capital de Baviera".

Es la primera vez que el ex presidente regresa a Alemania, donde estuvo detenido y en libertad provisional y cuya justicia dictó la extradición a España, pero el Supremo la rechazó porque el tribunal alemán contempló el delito de malversación y no el de rebelión.

Lo último en España