Echenique ataca la baja fiscalidad de Madrid y las redes le machacan: «Por eso es un lujo vivir en Madrid»

Pablo Echenique
El portavoz de Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, durante una rueda de prensa en la Cámara Baja. (Foto: Europa Press)

Pablo Echenique ha atacado a la Comunidad de Madrid a propósito de la fiscalidad que ha convertido a la región en una de las más prósperas gracias a sucesivas bajadas de impuestos y a la bonificación de otros. Lo que se ha encontrado el portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados es con una dosis de realidad que ha tirado por tierra todos sus argumentos: «Conclusión, vamos todos a Madrid» o «por eso es un lujo vivir en Madrid».

El podemita se ha limitado a reproducir en un tuit una frase que ha extraído de un artículo de Eldiario.es: «Un ciudadano que declare 15 millones de euros de patrimonio, tendría que pagar este año al fisco cantidades que van desde los 418.155 euros de Extremadura a 331.444 en Andalucía o 68.442 en La Rioja. En Madrid no pagaría absolutamente nada».

Esta vez, los usuarios de Twitter no han hecho sangre recordándole al político hispano-argentino que él no dio de alta en la Seguridad Social a su asistente al que, además, pagaba en negro. No, esta vez el dirigente de Podemos se ha llevado una dosis de sensatez por parte de quienes consideran que sus argumentos son erróneos.

«Lo bueno es que estas políticas fiscales las podría implementar cualquier comunidad», ha comentado un usuario ante el intento de Pablo Echenique de confrontar a las diferentes comunidades autónomas por sus sistemas fiscales. Y añade que «sin embargo, del cupo vasco que no lo puede implementar cualquier comunidad no decís nada».

Otro de los argumentos con los que tiran por tierra el ataque del Gobierno socialcomunista, con Echenique entre sus voceros, es que «quizás así ese dinero lo invierta en generar algún puesto de trabajo, en generar una riqueza que vosotros os dedicáis a despilfarrar en chorradas variopintas», le contestaba otro español.

Y es que ese es precisamente el motivo por el que el Impuesto sobre el Patrimonio al que se refiere Echenique en su tuit está bonificad al 100% en la Comunidad de Madrid. Los responsables económicos del PP saben que ese dinero finalmente es utilizado para eso, para generar riqueza.

Otros ‘fans’ le ham recordado a Pablo Echenique que la pelea de Madrid no debe ser con el resto de regiones en España. «Madrid no compite con Arnedo, compite con París y Londres», donde los impuestos al patrimonio o no existen o son muy reducidos. Basta, por ejemplo, citar el caso de Italia. Actualmente la política fiscal del Gobierno italiano beneficia a los futbolistas que reciben ofertas millonarias de clubes trasalpinos y que se decantan por el país precisamente porque esa fiscalidad les beneficia.

Lo mismo sucede con Lisboa o Londres, donde hace ya tiempo han implantado políticas fiscales para atraer a grandes fortunas y evitar las fugas a otros países europeos. Y hay que recordar que en Portugal el gobierno es socialista.

En conclusión, la opinión mayoritaria aboga porque no se suban los impuestos en Madrid sino que sean el resto de comunidades autónomas las que dejen de desangrar a sus ciudadanos con impuestos como el de patrimonio, donaciones y sucesiones. Por cierto, un ejemplo, el del impuesto a los muertos que no hace suyo Echenique dado que los grandes perjudicados por este impuesto son precisamente las clases más humildes y trabajadoras, que deben adelantar importantes cantidades para poder disfrutar de lo que han heredado por parte de sus seres queridos.

Pacto con ERC

Pedro Sánchez y Pablo Iglesias siguen obcecados en derribar el Gobierno de la Comunidad de Madrid que preside Isabel Díaz Ayuso. Como si se tratara de la aldea gala protagonista de las historias de Uderzo y Goscinny, Madrid resiste los embates del socialcomunismo. Primero, aprovechando la segunda ola de la pandemia –esa que Sánchez, Illa y Simón decían que habíamos superado– el Gobierno se lanzó al ataque contra Ayuso, bajo cuyo mando Madrid se ha convertido en un ejemplo de gestión de la lucha contra la pandemia y contra los efectos económicos de la misma.

Ahora, fruto del pacto alcanzado por Pedro Sánchez con los independentistas de ERC para que apoye sus Presupuestos, el Ejecutivo sigue al dictado la agenda marcada por Gabriel Rufián y que, entre otras cosas, pide que los madrileños paguen los mismos impuestos que catalanes, extremaños o asturianos. Es decir, que se suban los impuestos en la comunidad madrileña en lugar de reducirlos en todas las demás.

Todo parte de una enmienda: la que ha presentado que ERC con el fin de convertir a Madrid en una caja recaudadora que financie los gastos de otros territorios y, en concreto, la agenda bautizada como social por parte del Gobierno socialcomunista.

El primer paso aparece descrito en la propia enmienda. Se trataría de la subida del Impuesto de Patrimonio en Madrid hasta acabar con su bonificación y equipararlo al recargo tributario de este impuesto en la media del resto de regiones. La medida no sería inocua. Y si se le añaden los impuestos de Sucesiones y Donaciones, l factura que ERC y Sánchez quieren pasarle a Madrid ascendería a 5.900 millones de euros, que deberían pagar de su bolsillo todos los madrileños en plena recesión.

 

Lo último en España

Últimas noticias