ELECCIONES VASCAS

Otegi se retira como candidato tras sospechar Bildu que Sánchez iba a romper su promesa de apoyarle

Bildu no se fía de la palabra de Sánchez y decide ir a una apuesta segura en lo político: se valora a Maddalen Iriarte

Bildu ETA
Otegi, Pedro Sánchez y Aizpurua.
Pelayo Barro

Arnaldo Otegi no será finalmente el candidato de EH Bildu a las elecciones vascas del próximo marzo de 2024. Pese a que contaba con el apoyo mayoritario de la cúpula del partido y su candidatura ya estaba bien articulada, incluso con las personas de su máxima confianza que le acompañarían en el ticket, finalmente el político con pasado en ETA no dará el paso hacia la lehendakaritza. En Bildu, donde ya se valora la figura de una mujer como candidata, se instaló una preocupación en las últimas semanas: que las promesas del PSOE para apoyar a Bildu si salen como fuerza más votada sobre el PNV se truncasen por «presiones» si hay una campaña mediática en contra de Otegi. Una mujer, la gran favorita para asumir la candidatura.

Bildu se lanza hacia la apuesta segura de cara a las elecciones vascas. Y pese a que en términos electorales Otegi lo era, ya que las encuestas de popularidad sobre su figura siguen en alza, en términos políticos era la vía arriesgada. Según aseguran fuentes de la formación consultadas por OKDIARIO, la formación abertzale sospecha que, con Otegi, el apoyo del PSOE no está garantizado. A pesar de estar prometido, recalcan.

De esa forma, Bildu desconfía del compromiso que puso Sánchez sobre la mesa de negociación cuando se articuló el apoyo a la investidura como presidente del socialista. La promesa era clara: si Bildu es el más votado, tendrá el apoyo del PSOE. Si lo es el PNV, pues los votos irán a los nacionalistas. Posicionamiento envenenado teniendo en cuenta que las encuestas reflejan una ventaja significativa de Bildu sobre el PNV.

Sin embargo, a la hora de tomar la decisión, Arnaldo Otegi y su equipo no lo han visto tan claro. No sólo por las reticencias personales y familiares del propio líder abertzale, que le llevaron también a rechazar la propuesta de encabezar la lista al Congreso tal y como desveló OKDIARIO. Otegi, dicen desde su entorno, es feliz en su pueblo, convertido en refugio y rodeado de familia y afines. Si la idea de vivir en Madrid le horrorizaba, la de hacerlo en Vitoria como lehendakari no era tampoco una de sus aspiraciones.

Aún así, Otegi estaba dispuesto a asumir esa tarea de ser candidato si el partido lo pedía. Pero, como explican fuentes de Bildu, finalmente el partido mostró sus dudas. Sospechan que Otegi podría ser objeto, en caso de nombramiento, de una «campaña mediática» que hiciese presión sobre el PSOE en los cuatro meses que restan hasta las votaciones. Algo que si en principio podría reforzar sus opciones ante sus votantes, podría terminar alejando los votos del PSOE. Esa campaña, entienden, no será posible, o al menos de forma tan eficaz, con otro candidato. O candidata.

Y es que esa posibilidad, la de una mujer, ha ido cobrando muchas opciones en las últimas semanas. Conforme avanzaban las dudas sobre Otegi, convertidas finalmente en una retirada que avanza este domingo el diario El Correo, ganaba más enteros otro nombre: el de Maddalen Iriarte Okiñena. Figura en alza dentro de los abertzales, ex portavoz de la formación en el Parlamento vasco, periodista de formación y con cuotas de popularidad en alza. De hecho, una parte del partido, explican a OKDIARIO fuentes de Bildu, siempre la vio como la candidata por la que apostar. Este lunes, en la cumbre que mantendrá la cúpula de Bildu, se despejarán las dudas.

 

Lo último en España

Últimas noticias