La mordaza del Gobierno llega a Núñez de Balboa: anuncia un dispositivo policial para acallar la cacerolada

La mordaza llega a la calle Núñez de Balboa, emblema de las protestas ciudadanas contra el Gobierno socialcomunista de Pedro Sánchez. La Delegación del Gobierno en Madrid ha dicho que este jueves desplegará un dispositivo especial en la calle del barrio de Salamanca para hacer cumplir la ley. La excusa: que 13 personas fueron propuestas para sanción por incumplir el distanciamiento social durante la protesta del pasado domingo.

Así lo ha detallado el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, en la que ha indicado que una cosa es «una protesta legítima contra quien sea y otra incumplir el estado de alarma».

«Una cosa son las caceroladas que todo el mundo tiene derecho a manifestarse como quiera, pero otra cosa es incumplir las medidas del estado de alarma. Nosotros, a través de la Policía, tratamos de que se cumpla la Ley para mantener la distancia y que no se produzcan aglomeraciones», ha aseverado en una entrevista en la Cadena Ser.

Sin embargo, Núñez de Balboa es sólo una muestra del hartazgo de la población con este Gobierno. En la plaza de La Latina, en Aravaca, en Pinar de Charmartín y en otros puntos de la capital las escenas se han repetido cada noche durante la última semana.

Este miércoles por cuarto día consecutivo, decenas de personas se congregaran ayer en la zona de Núñez de Balboa sin guardar la distancia exigida, para reclamar la dimisión de Pedro Sánchez al frente del Gobierno por su gestión sobre la pandemia del coronavirus al grito de «libertad» y con una sonora cacerolada.

Esta protesta colectiva, según los vecinos, surgió después de que el domingo un grupo de jóvenes se concentrara frente a una vivienda que tenía la música a todo volumen, un incidente que derivó en que el lunes 13 personas fueran identificadas y sancionadas por incumplir el real decreto de estado de alarma.

Tras una alerta de algunos vecinos molestos con las protestas, la Policía se personó ayer en la calle Núñez de Balboa sobre las 21.00 horas, donde unas «100 personas» protestaban contra el Gobierno al grito de libertad.

«La Policía, sin afán represivo, indicó que no se estaba guardando las medidas y que no se estaba cumpliendo la Ley, y 13 personas fueron identificadas para propuesta de sanción», ha señalado precisando que se identificó a aquellos que se negaban a cumplir las indicaciones de la Policía.

Franco ha insistido en que una cosa es «una protesta legítima contra quien sea», pero otra muy distinta es «el incumplimiento» de la ley. «Nosotros tenemos que tratar de evitarlo por la salud pública de los madrileños», ha reseñado.

En cuanto a la posibilidad de que esta tarde noche se produzca una nueva protesta, como se viene produciendo durante toda esta semana, Franco ha avisado de que se desplegará un dispositivo para evitar incumplimientos, recalcando que «la Policía vela por el cumplimiento de la Ley, ya que Madrid está en fase 0″.

Por último, el exdiputado regional socialista ha recordado que las manifestaciones las tiene que autorizar la Delegación de Gobierno en Madrid y, en este caso de la calle Núñez de Balboa, nadie ha comunicado nada».

Lo último en España

Últimas noticias