Crisis migratoria

Más de 5.000 inmigrantes ilegales han salido ya de Canarias rumbo a otros lugares de España

Fuentes policiales confirman a OKDIARIO que usan Canarias como escala de su viaje a otras zonas de España

inmigrantes ilegales
Aeropuerto Gran Canaria el 30 de noviembre.(@MariaMonteroTFE)

Tras el cierre del muelle de Arguineguín, con capacidad para atender a 500 personas y en el que ha llegado a haber 2.500, las cuentas de la inmigración ilegal de esta última crisis en Canarias no salen. Miles de inmigrantes ilegales han salido de las islas en los últimos meses con destino a varias provincias y también a otros países de Europa.

«En las anteriores crisis migratorias lo normal era que las personas que llegaban a España de forma irregular por vía marítima no trajeran ni documentación ni dinero de manera general. Sigue pasando, pero ahora, en esta nueva crisis, lo que estamos viendo es que la mayoría de estas personas están llegando con pasaporte». Una fuente policial que lleva meses conviviendo con la crisis migratoria que se vive en Canarias durante 2020 explica a OKDIARIO cómo ha cambiado el perfil del inmigrante ilegal, y sólo así se entiende que entre 5.000 y 6.000 inmigrantes ilegales hayan ‘desaparecido’ del conteo oficial.

Siempre según fuentes oficiales, la cifra de inmigrantes llegados a las costas canarias en esta crisis se acerca las 19.000 personas en lo que va de año. Si seguimos con las cuentas oficiales, los censos que manejan el Gobierno canario, ahora mismo estarían bajo acogida 2.000 menores llegados de forma ilegal a las islas. Sólo en este ámbito, el de los menores no acompañados, la estadística es tan triste como demoledora, porque supera el triple de plazas ocupadas por niños cualquier otro año.  El saldo queda así en 17.000 personas. Sigamos.

Pocas repatriaciones

Las cifras que actualmente se ofrecen desde los diferentes municipios afectados por esta ola de inmigración ilegal son que sólo en establecimientos turísticos como hoteles o apartamentos para ese fin se alojan en la actualidad a cerca de 6.000 personas. Si restamos esa cifra de los 17.000 anteriores, 11.000 serían los inmigrantes ilegales de los que no podríamos establecer una trazabilidad concreta, vamos, que no sabemos dónde están.

Tiremos de una estadística más bien generosa para ajustar un poco más la cifra. En la Unión Europea existe un porcentaje de devoluciones o expulsiones de inmigrantes ilegales que ronda desde el 19% al 22% según a qué circunstancia atendamos. Esta estadística es compleja porque todo depende del tiempo que se tarde en identificar el país de origen del inmigrante, que en ocasiones es tan complicado que puede demorar el proceso todo un año. Así que, si aplicáramos, por ejemplo, el 25%, o sea, que uno de cada cuatro inmigrantes fuera expulsado del país, eso nos llevaría a que de las 19.000 personas llegadas este año a Canarias casi 5.000 habrían sido devueltas.

Sin embargo, esto no ha sucedido y la explicación está precisamente en la saturación que ha producido la llegada masiva de cayucos y pateras. La cifra real de expulsados en esta crisis apenas se acerca a las 500 personas, y es que los funcionarios policiales han tardado tanto en conseguir identificaciones positivas que para cuando lo han conseguido la mayoría de las personas en cuestión ya no estaban bajo su custodia.

Siendo generosos con las cuentas anteriores iríamos ya por los 10.000 inmigrantes no localizados.

Fuentes policiales resuelven a OKDIARIO el presunto paradero de al menos 4.000 de ellos: la mitad estarían alojados en lugares distintos a establecimientos hoteleros como centros educativos o instalaciones públicas, lugares como el conocido Barranco Seco cedido al Ministerio del Interior por el Ministerio de Defensa, y la otra mitad habrían volado durante estos meses a la península de forma oficial por cuestiones humanitarias o de especial vulnerabilidad. 2.000 más.

Con todo lo anterior se llega a una conclusión irrefutable: entre 5.000 y 6.000 personas llegadas a España de forma irregular durante 2020 no están localizadas. La respuesta a esta incógnita llega a través del cambio de conducta que se ha detectado en algunos inmigrantes ilegales en esta nueva oleada. ¿Por qué ahora sí traen pasaporte y dinero? Para viajar más allá una vez han llegado a Canarias. Las islas han dejado de ser destino final y se han convertido en escala para miles de inmigrantes.

En los últimos meses se ha detectado un aumento en el flujo de dinero enviado desde Marruecos a Canarias tan considerable como el aumento de la llegada de inmigrantes. Las oficinas de envío de divisas se han visto saturadas y en sus delegaciones en Canarias puede verse a diario a decenas de inmigrantes esperando móvil en mano un mensaje que les haga entrar. Las familias los avisan de que ya les han podido enviar dinero para el billete a la península. Madrid, Alicante, Málaga y Sevilla está siendo el destino de los que con sus pasaportes vuelan con la intención de quedarse en España. Solo este fin de semana se ha detectado a cerca de 100 inmigrantes llegados en avión desde Canarias al este de España y Andalucía.

¿Y si quieren viajar a otro país de Europa? Pues billete al País Vasco, y desde allí carretera y a Francia. Esto lleva ocurriendo meses, y el goteo suma ya entre 5.000 y 6.000 ilegales que han usado la conocida como crisis de Arguineguín para entrar en el continente europeo.

Lo último en España

Últimas noticias