Más de 100 personas y decenas de comercios desalojados en el centro de Madrid por riesgo de derrumbe

Más de 100 personas y decenas de comercios desalojados en el centro de Madrid por riesgo de derrumbe

Bomberos y personal del Ayuntamiento de Madrid han desalojado este martes a todos los residentes de cuatro edificios de la calle Lagasca y a parte de los que viven en tres número de la calle Goya, en el madrileño barrio de Salamanca, por riesgo de derrumbe de uno de los inmuebles de la primera calle según informa Emergencias Madrid.

El pasado 8 de noviembre un obrero falleció en el número 46 de la calle Lagasca al quedar atrapado entre los escombros tras un derrumbe del forjado interior. El hombre estaba trabajando en una obra de la quinta planta cuando la estructura interior cedió. El lugar estaba siendo siendo reformado para construir pisos de lujo.

Tras una completa inspección técnica, decidieron retirar la grúa y demoler el edificio de forma controlada el edificio en las siguientes semanas. Pero las circunstancias se han precipitado cuando esta mañana, en torno a las 10 horas, han empezado a caer dentro del inmueble cascotes y elementos estructurales del mismo, con evidente riesgo de colapso.

Avisados por los vecinos, hasta el lugar han acudido los bomberos del Ayuntamiento de Madrid, que han retirado los cascotes y los otros elementos y han decidido agilizar el desmontaje de la grúa y dicha demolición. Para ello han procedido a desalojar a todos los residentes de los número 33, 35, 37 y 48 de Lagasca y a parte de los vecinos de los número 25, 27 y 29 de la calle Goya.

En principio, la retirada de la grúa podría tardar entre un día y día y medio. Tras ello, podrían volver a sus casas la mayoría de los vecinos desalojados. El derrumbe controlado del número 26 de Lagasca podría demorarse una semana, según han informado a Europa Press fuentes cercanas a la obra.

Aguirre quiere “agilidad máxima”

La portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, Esperanza Aguirre, ha reclamado que se agilice al “máximo” las labores del desmontaje de la grúa y la demolición de la calle Lagasca para que los comerciantes no se vean perjudicados en su actividad y se causen las menores molestias a los vecinos.

Aguirre ha recordado que se trata del segundo derrumbe en el mismo edificio tras el acaecido el 8 de noviembre y en el que falleció uno de los trabajadores que trabajaba en las obras.

Tras recordar que existe riesgo de derrumbe y que hay que desmontar una grúa, la portavoz del PP ha dicho que le gustaría que se agilizara el máximo todas las labores de modo que los comerciantes no tengan que cerrar sus comercios en estos días señalados por la campaña de Navidad y que los vecinos tengan las menores molestias posible.

Mientras, el concejal presidente del distrito de Barrio de Salamanca, Pablo Carmona, ha indicado en declaraciones a Telemadrid que el desalojo se ha acometido para garantizar las condiciones de seguridad y que el Samur Social ha actuado con los vecinos que lo necesitaban.

Carmona ha señalado que se han tomado todas las precauciones y que la grúa era “bastante alta” y que se puede efectuar “algún desprendimiento más”. Una vez que se acometa el desmontaje de la grúa, el procedimiento será “mucho más rápido”.

Últimas noticias