Ministerio de Derechos Sociales

La ley animalista de Belarra castiga a los mendigos que «se valgan» de sus perros para pedir limosna

ley animalista
Ione Belarra y un perro.

La nueva ley de derechos de los animales prohíbe a los mendigos «valerse» de sus perros para pedir limosna en la calle. El artículo 25 de la norma impulsada por Ione Belarra y que acaba de pasar por el Consejo de Ministros incluye una prohibición general que afecta a las personas sin techo. Entre las medidas relativas a los animales de compañía y silvestres en cautividad se incluye la prohibición de «utilizar animales de forma ambulante como reclamo o ejercer la mendicidad valiéndose de ellos».

Para saber a qué se exponen los mendigos hay que acudir al artículo 81 que recoge que serán «infracciones leves las conductas que, por acción u omisión, conlleven la inobservancia de las prohibiciones y obligaciones establecidas en esta Ley, siempre que no estén tipificadas como graves o muy graves». Por tanto, infracciones leves, como sería el caso, acarrea una sanción entre 500 y 10.000 euros, siempre según la literalidad de la ley. Aunque es evidente que, dadas las circunstancias, esa sanción carece de sentido.

A los cazadores, los ganaderos, los propietarios de zoos y de circos y los criadores de animales se suman así los mendigos a los que también perjudica esta norma que quiere aprobar la también líder de Podemos.

Cárcel

El Gobierno asegura que estamos ante una norma «pionera» en España para garantizar el bienestar animal y ofrece un marco legal común para el conjunto del país.

La ley, además, se acompaña de una reforma del Código Penal, que establece penas de hasta tres años de cárcel por maltrato animal.

Tras su paso por las Cortes para su tramitación parlamentaria, la norma afectará a los numerosos hogares en España con mascotas. La intención del Gobierno es «integrar, coordinar y clarificar en una única norma de rango legal el régimen jurídico en materia de tenencia y convivencia responsable con animales, lucha contra el abandono y maltrato de animales que viven en el entorno humano».

Entre los nuevos instrumentos que rige esta normativa figura un polémico curso para propietarios nuevos y actuales de perros, que tendrán que superar una formación online gratuita para aprender nociones básicas de cuidado.

También han generado polémica los mecanismos para acabar con el maltrato, tales como limitación del uso de animales en eventos públicos. Por ejemplo, no podrá haber animales en los belenes vivientes, aunque sí en las cabalgatas de Navidad si están en movimiento.

Rechazo

La norma ha generado críticas de múltiples colectivos, como el de los cazadores. Pero incluso del partido animalista PACMA, que la ha considerado insuficiente.

En un comunicado, recogido por Europa Press, consideran que estamos ante un «retroceso de décadas» sobre todo en lo relativo a la modificación del delito de maltrato animal. Aseguran que la ley no protege a los animales ni hay penas contundentes contra el maltrato animal. «No han cumplido ni una cosa ni la otra, sino todo lo contrario», ha argumentado Eva Ramos, asesora jurídica del partido.

En esta línea, expone que «las leyes autonómicas que, en la actualidad, sí protegen a todos los animales, empezarán a sufrir modificaciones para adaptarse a la ley que propone el Gobierno, que sólo protege a los animales considerados de compañía y a los silvestres en cautividad, dejando fuera expresamente a los animales utilizados en experimentación, a la fauna silvestre y a los considerados de producción, que son la inmensa mayoría de los animales que hay en España y los que deberían estar más protegidos, porque son los que sufren más explotación y abuso».

Lo último en España

Últimas noticias