Caso 'Fondos Reservados'

La Audiencia Nacional no llamará a declarar a Rajoy como testigo ni lo imputará por el ‘caso Kitchen’

La Audiencia Nacional no tiene previsto, al menos por el momento, y con las pruebas actuales, citar como testigo ni como imputado a Mariano Rajoy en el caso de los 'Fondos Reservados'

La Audiencia Nacional no tiene previsto, al menos por el momento, y con las pruebas actuales, citar como testigo ni como imputado a Mariano Rajoy en el caso de los Fondos Reservados. La aparición de sobrenombres en el sumario del estilo de ‘el barbas’ o ‘el asturiano’ no han sido considerados como concluyentes por parte de la instrucción como para citar al ex presidente del Gobierno. Y es que, según señalan fuentes cercanas a la Fiscalía, el aparato probatorio no se sostiene hasta el punto de implicar a Rajoy.

Pablo Casado ha defendido estos días que habrá mano dura en el PP si se confirman las acusaciones del caso Kitchen. Pero también que no debe hacerse un juicio paralelo al partido sin respetar la presunción de inocencia. Y lo cierto es que el sueño de buena parte de la izquierda española de ver desfilar a Mariano Rajoy, el menos, en condición de testigo, parece esfumarse por momentos.

Fuentes próximas a la Fiscalía han confirmado a OKDIARIO que, pese a que en un primer momento, sí que se barajó la posibilidad de llamar a Rajoy en condición de testigo, el avance de la instrucción ha descartado esa posibilidad. Y que sólo en caso de que apareciesen nuevas pruebas o testigos claves se daría ese paso.

El motivo radica en lo difuso de los supuestos testimonios que elevan la pelota de este caso hasta el patio del ex presidente. Porque sólo se trata, por el momento de testimonios, y apoyados en supuestos sobrenombres como ‘el barbas’ o ‘el asturiano’, cuando, de hecho, Rajoy es gallego como la inmensa mayoría de los españoles sabe.

Cospedal y Fernández-Díaz 

No correrán la misma suerte el ex ministro del Interior, Jorge Fernández-Díaz, y la ex secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal. Tal y como adelantó OKDIARIO, el instructor planea imputar a estos dos ex cargos del partido tras la petición realizada por la Fiscalía Anticorrupción.

Las pruebas aportadas por la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional sobre la implicación del ex ministro, son rotundas. El titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional tiene material suficiente, según fuentes consultadas, para aceptar la solicitud del Ministerio Público. Sin embargo, no ocurre lo mismo con la ex secretaria general de los populares. En este caso los investigadores no han aportado suficientes pruebas que supongan una futura condena.

Otro imputado

El ex secretario de Estado de Seguridad entre 2013 y 2016 durante el mandato de Mariano Rajoy, Francisco Martínez Vázquez, también fue imputado a principios de año.

Esta imputación tuvo su origen en la declaración del comisario Enrique García Castaño, ex jefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo (UCAO) de la Policía Nacional, que aseguró que seguía órdenes directas del ex secretario de Estado de Seguridad en el operativo policial diseñado para recuperar los papeles del ex tesorero del PP Luis Bárcenas.

Hace unos meses, tras la imputación de Martínez, la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional registró la casa del ex número 2 de Fernández-Díaz e incautó abundante documentación entre los que se encontraban mensajes intercambiados con el ex ministro del Interior.

Espionaje a Bárcenas

OKDIARIO desveló en noviembre de 2018 que el Ministerio del Interior utilizó fondos reservados que obraban en poder de Francisco Martínez, encargado de distribuirlos desde la Secretaría de Estado de Seguridad, para llevar a cabo la operación de espionaje a la familia Bárcenas entre 2013 y 2015.

Para ello, pactaron con el delincuente Enrique Olivares el pago de una cantidad procedente de los fondos reservados a cambio de ejecutar el asalto a la vivienda de Luis Bárcenas. El objetivo era recuperar tres pendrives con información sensible del PP. Los responsables del plan adelantaron al mercenario 10.000 euros de los fondos y le prometieron otros 40.000 euros si la misión culminaba con éxito, algo que finalmente no ocurrió.

También sobornaron al chófer del ex tesorero popular, Sergio Ríos, quien realizó una labor de confidente y por la que recibió 2.000 euros netos mensuales durante dos años. En total, el topo cobró 48.000 euros por su papel como infiltrado y fue premiado con el ingreso en la academia de la Policía Nacional y la consiguiente entrega de una plaza en la escala básica.

Lo último en España

Últimas noticias