Elecciones generales 2019

Irene Montero quiere el indulto para los golpistas condenados aunque no lo pidan

Irene Montero quiere el indulto para los golpistas condenados aunque no lo pidan
Irene Montero en un momento de la entrevista. (Efe)
  • EFE

La portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, Irene Montero, afirma que Podemos quiere que se conceda el indulto a los golpistas condenados aunque estos no lo pidan.

Montero defiende que un Gobierno «no puede renunciar a la facultad de indultar», aunque los presos no quieran: «Los gobiernos no dan los indultos porque lo quieran los presos, los dan en aras del interés general».

La número 2 de Podemos considera que «la amnistía no es viable».

«Creo que es evidente que cualquiera que quiera formar gobierno tiene que ponerse a hablar en serio sobre esto», responde cuando se le pregunta si cree que, en una negociación de investidura, éste será uno de los temas fundamentales.

Montero afirma que en este asunto su formación aporta «la firmeza en la defensa del diálogo y la firmeza en la defensa de que es necesario reconocernos entre los distintos actores para buscar una solución política desde la firme convicción de que España puede encontrar un nuevo encaje territorial y soluciones para que Cataluña no se quiera ir de España».

Exige una coalición

En cuanto a la formación de Gobierno tras el 10-N, Podemos sólo apoyará a Pedro Sánchez, si éste pacta un Gobierno de coalición, y lo acusa de «antidemocrático» por tratar de tener todo el control sin mayoría absoluta.

Montero responde de este modo a la pregunta de si su formación mantendrá la misma posición tras las segundas elecciones que en julio, cuando Unidas Podemos no facilitó la Presidencia de Pedro Sánchez al fracasar la negociación para una coalición.

«El motivo por el que no hay Gobierno en España no son los errores de Unidas Podemos, sino que el PSOE nunca quiso«, defiende Montero en una entrevista con la agencia Efe. El lema de campaña es «Un gobierno contigo».

Asegura además que la posición de Unidas Podemos será «la de la democracia», preguntada sobre qué harán si también esta vez Sánchez rechaza la coalición y no obtiene el apoyo de otras fuerzas. «Si un partido no tiene mayoría, tiene que pactar con otros, y la forma de pactar es el gobierno de coalición», insiste.

«Lo que no puede pasar es que Pedro Sánchez sea el único candidato a formar gobierno que, a diferencia de seis de sus barones territoriales que han entendido que hay que pactar, él, sin tener mayoría absoluta, quiera la mayoría del gobierno. Eso es lo que es antidemocrático, lo que no responde al voto de los españoles», dice Montero.

E insiste: «Las cosas importantes no se consiguen a la primera, nosotras sabemos que a lo mejor hay que esperar una segunda para poder conseguirlo y por eso perseveramos, porque sabemos que… o Pedro Sánchez se va con la derecha o si estamos muy fuertes habrá gobierno de coalición«.

Irene Montero asegura que si tras evaluar «colectivamente» el resultado electoral se entiende que ha sido malo, Pablo Iglesias pondrá su cargo a disposición de la militancia.

También muestra su «total respeto» a la decisión de Íñigo Errejón de concurrir a las elecciones y asegura confiar en que «la gente no es idiota» y que tendrá en cuenta si alguien ha puesto en riesgo que un escaño se vaya esta vez a la derecha.

Montero considera que «la principal diferencia» entre las elecciones del 28 de abril y las del 10 de noviembre es que ahora se sabe que al PSOE «le interesaban unas segundas elecciones para ver si así salía fortalecido» y que además «todos los indicadores están diciendo que puede venir una situación económica difícil».

La factura catalana

No cree la portavoz parlamentaria que les pase factura su posición sobre el conflicto en Cataluña. «Mucha gente que antes pensaba que nuestra disposición al diálogo no era lo más razonable ahora cree que sí», defiende Montero.

Y considera que lo que más molesta a la gente es que el tiempo que se habla de Cataluña se dejan de visibilizar otros conflictos territoriales, como la existencia de «carreteras desastrosas», la realidad insular, o que cada vez sea más difícil vivir en una población pequeña en autonomías como Castilla y León o Castilla-La Mancha.

No obstante, defiende que Unidas Podemos «siempre ha mantenido la misma posición en la cuestión catalana, incluso en los momentos en los que peor venía electoralmente».

En cambio, cree que en este asunto el presidente en funciones, Pedro Sánchez, ha sido capaz de «sostener a la vez una cosa y su contraria», por lo que en su opinión cuando habla no dice lo que realmente piensa sino que utiliza ese asunto para ganar votos.

«Pedro Sánchez ha dicho tanto que España es un país plurinacional y que Cataluña es una nación como que no tendría ningún problema en aplicar el artículo 155 o cualquier medida excepcional», ha indicado Irene Montero.

Electoralismo de Sánchez

La portavoz parlamentaria de Unidas Podemos considera «legítimo» que el PSOE busque un nicho electoral de la derecha, pero denuncia que, en su opinión, Pedro Sánchez «está utilizando Cataluña para arañar votos» y «agita la amenaza del 155» para buscar electores de Ciudadanos.

«Lo grave es que se usen las instituciones que son de todos con fines electoralistas», ha denunciado Irene Montero, que reprocha a Sánchez también el momento elegido para la exhumación del dictador Francisco Franco.

Baja a media jornada

Irene Montero, que hace gala de la conciliación y del reparto equitativo de los permisos de maternidad, asegura que está haciendo ejercicio de su permiso «a media jornada» tras el nacimiento de su tercer bebé porque -dice- «no es lo mismo tener dos hijos prematuros que una hija que está bien».

«He sentido que podía cumplir con ese permiso a media jornada y, cuando yo termine, Pablo Iglesias cogerá la suya«, ha asegurado a EFE sobre la ‘baja’ paternal del secretario general de Podemos y padre de sus hijos.

«Cogeremos el permiso a medias porque creemos que es como se debe hacer en este país», ha indicado.

Lo último en España

Últimas noticias