Crisis del coronavirus

Illa antepone sus intereses electorales a los datos de la pandemia e impide adelantar el toque de queda

Salvador Illa les recuerda a los consejeros autonómicos que el actual marco legal les brinda las herramientas necesarias para frenar la pandemia y les pide "paciencia" antes de implementar nuevas medidas

Las comunidades autónomas no podrán avanzar el toque de queda a las ocho de la tarde. Pese a que existía un consenso generalizado entre las autonomías para modificar el estado de alarma, este miércoles, el ministro de Sanidad y candidato del PSC a la presidencia de la Generalitat, Salvador Illa, ha rechazado la propuesta. El presidenciable socialista apuesta, así, por anteponer sus intereses electorales al aumento de contagios que está provocando la pandemia.

En la reunión del Consejo Interterritorial de Sanidad celebrada desde el Palacio de San Telmo de Sevilla, Illa ha trasladado a las comunidades que tienen margen con el actual decreto para aumentar más las restricciones existentes. Con este argumento, que rechazan los gobiernos regionales, el ministro-candidato cierra la puerta a armonizar las medidas a las del resto de países europeos. Salvador Illa, que este lunes se manifestaba favorable a una modificación del decreto, cambió de posición este martes tras suspenderse cautelarmente el aplazamiento de las elecciones catalanas. Él niega cualquier relación entre un hecho y otro.

El máximo responsable de la lucha contra la pandemia, que mantiene que «la cogobernanza es un liderazgo compartido», ha trasladado a los consejeros autonómicos que «el arsenal de medidas» del que disponen es suficiente para hacer frente a la tercera ola. Según él «la cogobernanza está funcionando». Illa, además, está convencido de que España superará esta nueva oleada de contagios de la misma forma «que se ha conseguido derrotar la segunda, aplicando las medidas que estamos aplicando». Entre otras medidas, recuerda el ministro, hay las de la limitación de la movilidad o la de horarios comerciales y restricción de actividades.

El ministro de Sanidad considera válidas las medidas que actualmente pueden aplicar las comunidades. El candidato del PSC, que a diario recuerda la mala situación que atraviesa el país, hoy mismo marcando una cifra récord de contagios con más de 40.000 positivos en las últimas 24 horas, pide «paciencia» a los consejeros de Sanidad antes de implementar nuevas restricciones. Aún el rechazo frontal a la petición de la gran mayoría de autonomías y esa demanda de paciencia a los representantes autonómicos presentes en la reunión, Salvador Illa, se muestra «dispuesto a escuchar» otras propuestas para endurecer las restricciones vigentes de cara al futuro.

Andalucía, Murcia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y la Comunidad Valenciana han abanderado la petición para reformar el actual decreto en del estado de alarma al Gobierno. El texto, en vigor hasta el mes de mayo, deja un estrecho margen a las comunidades a la hora de aumentar las restricciones para frenar la pandemia, según denuncian los gobiernos autonómicos. Por eso, las administraciones territoriales, exigen más herramientas al Ejecutivo. Entre las peticiones de las regiones, además de la posibilidad de adelantar el toque de queda, también hay la de confinar domiciliariamente a los ciudadanos si la situación lo requiere, algo que Moncloa rechaza de lleno.

El ministro quiere llegar al final de su mandato, que se prevé para dentro de unos días o unas semanas, sin tener que asumir el desgaste que supone la gestión diaria de la pandemia. Por ese motivo, este miércoles, ha cambiado radicalmente la posición que defendía desde el pasado viernes y hasta el lunes, cuando las elecciones catalanas habían quedado aplazadas. Ahora el Gobierno vuelve al escenario de principios de enero, tras su nombramiento como candidato, de vender que la situación está controlada y que el marco jurídico actual es suficiente para frenar la pandemia.

Litigio con Castilla y León

El Gobierno mantiene abierto un litigio con la Junta de Castilla y León a cuenta del adelanto del toque de queda. La semana pasada el presidente castellanoleonés, Alfonso Fernández Mañueco, anunció que su administración avanzaba el toque de queda de las diez a las ocho de la noche por culpa del fuerte incremento de casos que se están registrando en la región. Horas después, Moncloa, mediante un comunicado, anunciaba un recurso ante el Tribunal Supremo contra la decisión de la Junta de Castilla y León.

El Gabinete de Pedro Sánchez sostiene que el actual decreto del estado de alarma no permite el adelanto del toque de queda que ha ordenado la comunidad autónoma. Por ese motivo, este lunes exhortó al Gobierno de Fernández Mañueco a defender en el Consejo Interterritorial de esta tarde la modificación del estado de alarma que el ministro les ha negado. Desde el Gobierno exigen a la Junta de Castilla y León que retire el decreto que impide la libertad de circulación a partir de las ocho de la tarde.

Lo último en España

Últimas noticias