Iglesias se pone del lado de los golpistas: “No fue rebelión, fue un acto de desobediencia masiva”

Cataluña
Urna de cartón en el referéndum ilegal del 1-O en las calles de Cataluña.

Pablo Iglesias, líder de Podemos, afirma que el 1-O no se dio una insurrección armada que justifique el delito de rebelión, y ha afirmado que aquella jornada fue sólo un "ejercicio de desobediencia masiva".

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, se pone del lado de los golpistas del 1-O. Cree que el referéndum ilegal promovido por Carles Puigdemont en Cataluña no fue el “alzamiento de Pascua” –una rebelión que tuvo lugar en Irlanda contra la autoridad del Reino Unido en 1916–, no se dio una insurrección armada que justifique el delito de rebelión, y ha afirmado que aquella jornada fue sólo un “ejercicio de desobediencia masiva”.

En una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press, Iglesias ha recalcado que quien defienda que lo ocurrido en Cataluña fue peor que el golpe de Estado del 23F –en alusión a la cabeza de lista del PP por Barcelona al Congreso Cayetana Álvarez de Toledo– “es para decirle si toma a la gente por idiotas”. Tras esto, el dirigente morado se ha preguntado: “Que entre un guardia civil con una pistola en el Congreso de los Diputados o que Milán del Bosch saque los tanques a la calles, ¿eso de verdad es menos grave que el 1 de octubre?”.

Para Iglesias, quien opine que un conflicto como el del ‘procés‘ se resuelve “a palos o con cárcel”, no entiende que los problemas políticos se resuelven con política, y ha enfatizado que en Cataluña “no hace falta ninguna reconquista, hace falta reconciliación”. “El PP y la derecha afrontan con torpeza el conflicto político, quiero una España en la que quepa Cataluña y que los catalanes vivan su identidad nacional en el marco de un estado que compartamos”, ha apuntado, para señalar luego que no se puede resolver “a banderazos”.

No obstante, Iglesias ha reconocido que hubo tensión en esa jornada, que se vieron insultos y una actuación de las Fuerzas y Cuerpos del Seguridad del Estado en la que dieron “muchos golpes“. En este punto ha recordado la patada voladora de un agente a una de las personas que se encontraba en un colegio electoral. Para el líder podemita, lo ocurrido fue “serio“, pero no como para hablar de insurrección armada, “que es lo que dice el delito de rebelión”, y ha abogado por que haya proporcionalidad en las penas de los líderes independentistas que son juzgados en el Tribunal Supremo.

Preguntado por la ascensión en las encuestas del partido de Santiago Abascal, partido que ejerce la acusación popular en el juicio del procés, Iglesias ha sugerido que son “una escisión del PP” y ha puntualizado que es “evidente” teniendo en cuenta la trayectoria de su presidente. Así, ha calificado a Abascal como el “niño mimado de Esperanza Aguirre” y le ha afeado que viviera de la Comunidad de Madrid, “haciendo básicamente nada”, y que ahora quiera suprimir las Comunidades Autónomas. A pesar de esto, ha reconocido que VOX ha conseguido “disciplinar a PP y Ciudadanos”, que ahora “bailan al son” que ellos marcan “y eso es éxito”. “A Ciudadanos ya no le queda nada de centro”, ha apostillado.

Últimas noticias