Crisis del coronavirus

Iglesias no manda a nadie de Podemos al homenaje a las víctimas del Covid y el Gobierno sólo a Calvo

Los dos partidos que conforman la coalición de Gobierno han sido las únicas formaciones políticas nacionales ausentes en el acto, donde tampoco ha estado Pedro Sánchez.

Un solo ministro del Gobierno, la vicepresidenta primera Carmen Calvo, ha estado presente este lunes en la ceremonia religiosa organizada por la Conferencia Episcopal en recuerdo de los miles de víctimas del coronavirus en nuestro país. El gran ausente en el acto, presidido por El Rey Felipe Vl, ha sido el jefe del Ejecutivo Pedro Sánchez. También se han notado las ausencias del PSOE y Podemos que, a diferencia del resto de grandes partidos nacionales, no han mandado a ningún representante al acto. Tampoco ha acudido ningún cargo del Ministerio de Sanidad.

Calvo ha llegado poco antes de las ocho de la tarde a la Almudena, vestida de negro, como el resto de personalidades que han tomado parte de la ceremonia. Los Reyes, acompañados de sus hijas, la Princesa Leonor y la Infanta Sofía, han sido los últimos en llegar al templo entre gritos de «¡Viva el Rey!» y «¡Gracias, Majestad!» por parte de un centenar de madrileños que se habían agolpado en los alrededores de la Almudena, fuertemente blindada.

La infrarrepresentación del Ejecutivo contrasta con la de otras instituciones, como el Gobierno de la Comunidad de Madrid, con su presidenta Isabel Díaz Ayuso y su vicepresidente, Ignacio Aguado, o del Ayuntamiento de la capital, representado por su alcalde, José Luis Martínez Almeida. También han participado en el homenaje el presidente del PP y jefe de la oposición, Pablo Casado, y los portavoces parlamentarios de Vox y Ciudadanos, Iván Espinosa de los Monteros y Edmundo Bal.

En la Almudena se han reunido unas cuatrocientas personas, muchas de ellas miembros de la Conferencia Episcopal, que con mascarilla y distancia social ocupaban prácticamente la mitad del aforo del templo. Entre los presentes también se encontraban familiares de las víctimas, técnicos del SAMUR o de Caritas, algunas de las instituciones que han trabajado a destajo durante estos meses de emergencia sanitaria y social.

Primer funeral de Leonor y Sofía

La Princesa Leonor y la Infanta Sofía han participado, en la ceremonia de este lunes, en su primer funeral institucional como miembros de la Casa del Rey. Es la primera ocasión que la Heredera al Trono y su hermana acompañan a sus padres a un acto eclesiástico como el de hoy, celebrado por la memoria de los miles de españoles que han fallecido a lo largo de los últimos meses como consecuencia del coronavirus.

Sánchez no acude por irse a Lisboa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha acudido finalmente al acto, tal como avanzó este sábado OKDIARIO. A media mañana de este lunes el jefe del Ejecutivo ha viajado desde Madrid a Lisboa para reunirse y almorzar con su homólogo, el primer ministro, António Costa, pese a que se vieron hace una semana y se volverán a ver la semana que viene.

Pese a ese viaje institucional, organizado tras recibir la invitación a la ceremonia organizada por la Conferencia Episcopal, Sánchez podría haber llegado al acto, ya que parte de sus acompañantes, entre ellos los periodistas que han viajado a la capital lusa, han aterrizado antes del inicio del funeral en la Almudena.

El programa del presidente en la capital vecina ha abarcado desde las dos y media hora española hasta aproximadamente las cinco de la tarde, cuando ha finalizado el almuerzo que ha mantenido con su homólogo. Preguntado por su ausencia en el funeral, desde Lisboa, Sánchez se ha justificado diciendo que «ya habrá representación del Gobierno», en referencia a Carmen Calvo.

Un acto sentido

El presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Barcelona, Juan José Omella, ha sido el primero en intervenir en un acto muy sentido y de profundo respeto hacía los miles de españoles fallecidos y por sus familias, que no les han podido dar sepelio en las condiciones habituales de antes de la pandemia.

Omella, en sus palabras, ha querido manifestar que la iglesia «hace suyo el dolor, el sufrimiento de los familiares de los difuntos y quiere pedir al Dios y Padre de la misericordia, por todos los fallecidos, no sólo por el coronavirus sino también por los que han fallecido por otras causas y que, durante el tiempo de confinamiento, no han podido recibir la despedida merecida».

El cardenal de Madrid, Carlos Osoro, ha manifestado en su homilía que lo vivido durante estos meses de pandemia «desenmascara nuestra vulnerabilidad, dejan al descubierto nuestras falsas y superfluas seguridades, con las que construimos nuestros proyectos, agendas, rutinas y prioridades».

Osoro ha puesto en valor que «frente al sectarismo, a la crispación y al enfrentamiento, en esta pandemia hemos visto cómo muchas personas, creyentes y no creyentes, sacaban lo mejor de sí mismas y daban una sencilla lección de solidaridad hasta dar la vida por cuidar la ajena, conscientes precisamente de que somos hermanos».

Lo último en España

Últimas noticias