Homenajean a un etarra condenado por 6 asesinatos un mes después de anunciar el fin de los ‘ogni etorri’

Ver vídeo

Aplausos, bengalas, flores y vítores. Así ha sido recibido en Pamplona este jueves el etarra Iñaki Etxebarria, alias Mortadelo, condenado por el asesinato de seis personas, apenas un mes después de que los presos de ETA (a través de la organización que les representa, EPPK), anunciaran el final de estos humillantes homenajes para las víctimas del terrorismo conocidos como ongi etorri.

Un anuncio que, tal y como ha recordado este viernes la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) nunca se creyeron las víctimas. «Desde la AVT ya lo advertimos: no nos creíamos sus palabras cuando anunciaron el fin de los homenajes a etarras. El tiempo nos ha dado la razón. Ni un mes han aguantado sin humillar a las víctimas», ha escrito la asociación en sus redes sociales.

La supuesta renuncia a los homenajes, que desde las distintas asociaciones de víctimas llevan años persiguiendo en los tribunales por enaltecimiento del terrorismo, no se enmarcaba, ni mucho menos, en un gesto de solidaridad y dignidad hacia las víctimas, sino que los presos de ETA pusieron como contrapartida al Gobierno de Pedro Sánchez una amnistía para los etarras huidos y que los que cumplen condena vayan saliendo de prisión.

Sin embargo, cuando aún no se ha cumplido un mes de ese anuncio, los homenajes a etarras a su salida de prisión  ya han vuelto a las calles. En este caso el ogni etorri ha sido para el asesino Iñaki Etxebarria, alias Mortadelo, uno de los autores de la masacre de la Plaza de la Cruz Verde de Madrid el 6 de febrero de 1992.

Un atentado con coche bomba en el que perdieron la vida los capitanes Juan A. Núñez, Ramón C. Navia y Emilio D. Tejedor, el soldado Francisco Carrillo y el funcionario Antonio Ricote, que viajaban en una furgoneta. Todos ellos estaban destinados en la Capitanía General de Madrid.

 

Lo último en España

Últimas noticias