Gobierno Pedro Sánchez

De gurú de Sánchez a zar de la Moncloa: Redondo será el auténtico vicepresidente en situaciones de crisis

redondo
Pedro Sánchez e Iván Redondo. (Foto. PSOE)

Iván Redondo, jefe de gabinete del presidente del Gobierno, apuntala su poder en La Moncloa. Tras el primer Consejo de Ministros de la legislatura, Pedro Sánchez ha cubierto de competencias a su mano derecha. Entre otros organismos, Redondo tendrá bajo su control el Departamento de Seguridad Nacional. Una atribución propia de vicepresidentes que le situará al frente de la gestión de grandes crisis, como por ejemplo un atentado terrorista.

Al más puro estilo de los jefes de gabinete presidenciales de Estados Unidos, Redondo controlará casi todas las áreas sensibles de La Moncloa, como la Oficina Económica (ahora denominado Departamento de Asuntos Económicos), el Consejo de Seguridad Nacional (del que será secretario), la Secretaría de Estado de Comunicación o la Secretaría General de Presidencia. También será el interlocutor a nivel gubernamental entre PSOE y Podemos.

Redondo, al que se le considera ‘gurú’ de Sánchez y responsable de la estrategia que llevó al socialista a Moncloa, también tendrá el control sobre el Departamento de Seguridad Nacional (DNS). Un organismo dirigido por el general del Ejército de Tierra Miguel Ángel Ballesteros, cuya labor principal es asesorar sobre materias críticas para la seguridad del Estado al presidente del Gobierno. Asuntos como terrorismo, ciberseguridad, energía o crimen organizado.

‘Vicepresidente’ en la sombra

El movimiento ha sorprendido en ámbitos de la inteligencia española, ya que de facto supone colocar a Redondo al frente de la gestión de grandes crisis, como por ejemplo la respuesta ante un ataque terrorista. Ante una situación así, el Ejecutivo crea una célula de crisis que engloba entre otros a los ministerios de Exteriores, Interior y Defensa. Y en ese caso, los tres quedarán supeditados a la coordinación -y control- de Redondo como jefe de Gabinete de Presidencia. También el Centro Nacional de Inteligencia reportaría a Redondo a través de este organismo en esta situación.

«En la práctica, coordinar estas tareas es una competencia propia de un vicepresidente«, explican a OKDIARIO fuentes que han tenido un papel relevante en el DNS en el pasado. Con el Gobierno del Partido Popular, el departamento dependió orgánicamente de la vicepresidente Soraya Sáenz de Santamaría. Le arrebató el puesto a Jorge Moragas, jefe de Gabinete de Mariano Rajoy, que se ocupó de sus competencias durante los primeros meses de vida de la departamento (se creó en 2012).

Con estas atribuciones, Redondo asume el control del llamado ‘Bunker de La Moncloa‘ y se convierte en un ‘vicepresidente’ de facto con atribuciones propias de un Ministerio de la Presidencia.

Oficina de nueva creación

Otras de las labores que llevará a cabo Redondo dentro de su organigrama será el de crear a primera Oficina Nacional de Prospectiva y Estrategia de País a Largo Plazo, que se llamará Foresight Unit. Fuentes del Ejecutivo de Sánchez aseguran que con esta decisión «España se suma a un selecto grupo de países y organismos internacionales pioneros que ya cuentan con unidades similares, como Canadá, EE.UU, Francia, Finlandia, Reino Unido, la Comisión Europea o la OCDE».

El objetivo de esta nueva Oficina será organizar «estructuralmente en la España de los próximos 30 años«. «Se trata de aportar una mirada transversal, con metodología y a largo plazo, que contará con un Comité de expertos de la sociedad civil y que elaborará una Estrategia Nacional.
No se trata de adivinar el futuro, sino de analizar de manera sistemática la evidencia empírica disponible para identificar los posibles retos y oportunidades (demográficos, económicos, geopolíticos, medioambientales, sociales o educativos…) que España tendrá que afrontar en el medio y largo plazo, y de ayudar al país a prepararse ante ellos».

Lo último en España

Últimas noticias