El Govern blinda con mossos el acceso a Sant Jaume con una orden: «Avisar si llegan guardias civiles»

mossos
Miembros de los Mossos d'Esquadra custodian la entrada del parque de la Ciutadella, donde se encuentra el Parlament de Catalunya, en el que esta tarde el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, comparecerá a petición propia ante el pleno del Parlament (Foto: Efe)

La tensión se dispara en la Generalitat ante la cercanía de la fecha clave en la que sus responsables tendrán que desvelar definitivamente su respuesta al 155. La plaza Sant Jaume, donde se encuentra la Generalitat, acaba de registrar un peculiar despliegue de mossos. Agentes de este cuerpo autonómico se han distribuido por la plaza, más allá de las ubicaciones habituales destinadas a la protección y garantía de la seguridad de la sede de la Presidencia de la Generalitat. Agentes de la Policía Nacional presentes en las cercanías han constatado la ubicación y han chequeado las consignas recibidas por los mossos: avisar si se acercan efectivos de la Guardia Civil.

La sorpresa de los agentes de la Policía Nacional ha sido mayúscula al confirmar la información. Y es que la entrada de Guardia Civil con destino a la Generalitat sólo se podría dar en dos supuestos: el primero, en el de que la Generalitat acabe optando por restablecer la eficacia plena de la declaración unilateral de independencia y, por lo tanto, se sitúe en una situación de sedición tan evidente que pueda desatar la medida cautelar de prisión preventiva. Una medida que deberían sustanciar agentes nacionales, posiblemente de la Guardia Civil, para materializar la prisión preventiva.

El segundo supuesto partiría de la aplicación de las medidas trasladadas al Senado para la adopción del 155. Y, posiblemente, también de la declaración unilateral de independencia como respuesta de los separatistas a la aprobación por la Cámara Alta de ese artículo de la Constitución. Y es que el 155 podría reclamar -nos es obligatorio, pero es una opción- la salida de las dependencias públicas de los mandos de la Generalitat: presidente, vicepresidente y consejeros. Y, por lo tanto, podría reclamar la presencia de agentes nacionales para exigir esa salida de altos cargos.
Sea como sea, lo cierto es que los agentes de la Policía Nacional desplegados de forma habitual en las cercanías de la Generalitat han trasladado de inmediato las notas informativas correspondientes a sus mandos para advertir de un movimiento de blindaje con los mossos nada habitual.

Lo último en España

Últimas noticias