Génova quiere controlar el censo y unificará las cuotas que pagan sus militantes

PP
Fachada de la sede nacional del PP.

La dirección nacional del PP quiere controlar de primera mano el censo del partido, cuya validez ha quedado en evidencia ante los congresos que se celebran en los próximos meses. En la actualidad, son las distintas agrupaciones las que gestionan su ‘bolsa’ de militantes, lo que ha llevado a situaciones llamativas, como el elevado número que no se encuentran al corriente de pago y que, de acuerdo a los Estatutos, no podrán participar en las votaciones. 

De hecho, se considera que, como media, solo el 15 por ciento de los militantes abonan sus cuotas, lo que ha puesto en duda la solidez de la base de afiliación.

Que los abonos estén transferidos a las agrupaciones provoca situaciones tan dispares como que algunos afiliados deban pagar 12 euros por su pertenencia al partido y otros hasta 100, como ocurre en Madrid. Solo en Castilla y León las diferencias van desde los 18 de Salamanca, a los 45 de Burgos. Los integrantes de Nuevas Generaciones, por ejemplo, no pagaban en León, Palencia o Segovia, y para participar en las primarias han debido abonar una cuota reducida de 15 euros. Las diferencias en esta comunidad son una medida del ‘caos’ que se encuentra la formación en las distintas agrupaciones.

En Alicante, por ejemplo, se impuso el año pasado el pago de una cuota de 25 euros por militante con el argumento de poner al día las cuentas de las juntas locales, encargadas de los censos. La mayoría de los afiliados no pagaban.

Génova quiere poner coto a esa disparidad, revisando a conciencia los censos. El proceso se iniciará, en cualquier caso, una vez pasados los congresos, a partir del verano, para evitar distorsiones con los procesos que ahora se celebran.

También se unificarán las cuotas que obligan a pagar las agrupaciones para considerarse al corriente de pago. En algunas comunidades, solo la del último. En otros, de los cinco anteriores. En Cantabria, 18 euros, en Valencia, 37.  En Madrid, se fijó en 10 euros la cuantía que los afiliados tendrían que pagar para ponerse al día y restituir así su derecho de voto.

El censo ha sido uno de los quebraderos de cabeza del PP ante la implantación de la nueva fórmula para elegir a sus líderes regionales, con una primera vuelta en la que participan los afiliados. El partido no había sido hasta ahora conocedor del elevado número de sus militantes que no estaban al corriente de los abonos, una de las principales formas de financiación de las agrupaciones. Aunque es cierto que, tras años de crisis, se asumía que muchos afiliados no podían cumplir con los pagos.

Los datos han puesto de manifiesto que el censo resulta así totalmente irreal. En la elección de Cristina Cifuentes como presidenta del PP de la Comunidad de Madrid, por ejemplo, apenas ha participado un 10 por ciento de los 94.000 militantes que decía disponer el partido. En las primarias que avalaron a Isabel Bonig como líder del PPCV participaron 6.824 militantes, muy lejos de los 150.000 que figuraban en el censo. Sólo 7.000 están al corriente de pago.

En Castilla y León, la regularización del censo se ha cerrado con datos igual de llamativos: 6.819 personas tenían derecho a voto por no tener ‘deudas’,  el 13,32 por ciento delos 51.191 militantes que contabiliza la formación. En León, por ejemplo, sólo podían votar  719 militantes, a pesar de que la provincia presumía de tener 13.350En Palencia,  414 de 4.122 afiliados; en Segovia son 404 de 3.493; en Soria,  560 de los 1.372.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ya consideró hace unos días que sería positivo que desde la dirección se controlasen las altas y las bajas del partido, aunque rechazó que la baja participación indique un fracaso en el sistema de primarias. Según Casado, es algo que «pasa en todos los partidos». «Hay afiliados que no quieren participar». 

El PP presume de tener alrededor de 850.000 militantes frente a los 391.169 inscritos que tiene Podemos, los 215.000 del PSOE o los 30.000 de Ciudadanos. El partido ingresó en 2015, último año contabilizado, 3.213.926,50 euros por esas cuotas.

 

Lo último en España

Últimas noticias