La foto inédita: Sánchez guiñó el ojo y sonrió cómplice a Junqueras cuando pasó a su lado en el Congreso

Pedro Sánchez
Pedro Sánchez guiñó el ojo a Junqueras y le sonrió de manera cómplice.

Una foto inédita hasta el momento publicada ahora por OKDIARIO revela la verdadera relación entre Oriol Junqueras y Pedro Sánchez. La instantánea fue tomada en la sesión de constitución de las Cortes del pasado 21 de mayo, tras las elecciones del 28-A. El momento sucedió cuando, aún sin sentencia del Tribunal Supremo sobre el 1-O, Junqueras recibió permiso judicial para interrumpir su prisión, entonces preventiva, y acudir al Hemiciclo. El líder de ERC pasó por delante del presidente en funciones sentado en su escaño. En ese momento, Sánchez le guiñó el ojo al ahora condenado por sedición y malversación mientras le sonreía con plena complicidad.

La imagen revela la enorme cercanía y coincidencia de objetivos que les unen: la de formar un Gobierno que permita los avances separatistas en Cataluña a cambio de mantener en La Moncloa al socialista. Hoy, los partidos de ambos protagonistas se vuelven a sentar a negociar tras la exigencia de los de Junqueras de caminar hacia la independencia de Cataluña y la amnistía de los ya condenados por el golpe separatista del 1-O.

Fue el momento del famoso “tenemos que hablar” lanzado por Junqueras a Sánchez. Pero toda esa secuencia fue captada por una cámara de vídeo que, debido a su ángulo, no pudo inmortalizar los detalles de la expresión del presidente en funciones al ver pasar delante suyo al líder de los socios de los socialistas en Cataluña. Y esos detalles no pueden ser más esclarecedores: una sonrisa cómplice, un guiño de plena amistad y una expresión totalmente relajada. Justo la faz que nunca le sale a Pedro Sánchez cuando está en presencia de cualquiera de los partidos constitucionalistas. Y, todo ello, plasmado en un sólo instante y concentrado en la cara de un jefe del Gobierno español en el momento de saludar al autor de un golpe separatista contra todo lo que debe representar Pedro Sánchez.

La imagen que hoy descubre este periódico esclarece la enorme cercanía entre quienes son golpista -Junqueras- y el supuesto defensor del sistema democrático y constitucional golpeado -Sánchez-. Delincuente y Poder Ejecutivo obligado a aplicar la ley frente a los delincuentes.

Una conversación fugaz

Hay que recordar que aquel día 21 de mayo ambos protagonistas se habían saludado ya. Pero, sin embargo, el líder de ERC, Oriol Junqueras, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decidieron mantener una fugaz conversación cuando el dirigente golpista subía la escalera del Hemiciclo que se eleva junto al escaño en el que se sienta el presidente en funciones.

El segundo encuentro fue buscado de forma deliberada por el político independentista catalán procesado en ese momento por rebelión, ya que el primer encuentro se había limitado a un breve apretón de manos sin palabras de por medio. Apenas 20 segundos en ese segundo encuentro bastaron para disparar los titulares de todos los medios. "¿Cómo estás?", le preguntó Sánchez a Junqueras mientras zanjaba una conversación por teléfono al ver que el catalán se paraba junto a su escaño. "Tenemos que hablar", le respondió Junqueras, según fuentes de ERC. Fue el mensaje que Junqueras quiso dejar al presidente del Gobierno, aún en funciones.

En las imágenes se vio cómo Pedro Sanchez, que en ningún momento se levantó de su escaño, respondió: "Hablamos, no te preocupes". Y los dos dirigentes se estrecharon la mano para despedirse. Ahora descubrimos un gesto cómplice y delator mucho más claro y contundente: un guiño, una sonrisa, una sintonía y un entendimiento.

Moncloa enmarcó aquella conversación dentro de la "pura cortesía parlamentaria" y precisó, horas después, que el "no te preocupes" de Pedro Sánchez no debía ser entendido como una respuesta a la invitación a hablar por parte de Junqueras, sino como un comentario después de que éste se excusara por no darle la mano por si esto podía incomodar al presidente.
Ahora Moncloa deberá explicar si los guiños y sonrisas forman igualmente parte de esa cortesía sin significado explícito.

Lo último en España

Últimas noticias