La Fiscalía rebajará la petición de prisión sin fianza para Trapero si colabora en su declaración

Joaquim Forn y Josep Lluís Trapero.
Joaquim Forn y Josep Lluís Trapero. (Foto: EFE)
  • C. Cuesta y M.A Pérez

La Fiscalía se replanteará la petición de prisión sin fianza para el exmayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, si colabora en su declaración ante la titular del Juzgado Central de Instrucción nº 3 de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela. Trapero está citado por tercera vez este viernes como investigado por un segundo delito de sedición durante la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre en Cataluña.

Según ha podido saber OKDIARIO, el Ministerio Público contemplaría medidas cautelares menos gravosas para el exmayor de los Mossos d’Esquadra, inclinándose por solicitar prisión con fianza, siempre que muestre su disposición a colaborar con la justicia en su comparecencia. Por lo tanto, no habrá una decisión firme hasta que termine su declaración.

Trapero tiene a favor el paso del tiempo, ya que la medida cautelar de prisión sin fianza que pidió la Fiscalía en su declaración de octubre podría perder peso en la situación actual, tras ser cesado en su cargo. La magistrada ya le impuso entonces medidas cautelares obligándole a entregar su pasaporte, prohibiéndole salir de España y con comparecencias quincenales en el Juzgado.

Trapero fue citado por el primer delito de sedición por la “inacción” de los Mossos durante las algaradas callejeras del 20 y el 21 de septiembre contra la Policía y la Guardia Civil. Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado efectuaban la ‘Operación Anubis’ contra altos cargos de la Generalitat de Cataluña, relacionados con la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre.

Lamela investiga el segundo delito de sedición de Trapero en relación con los hechos acaecidos el mismo 1 de octubre de 2017. Las mismas fuentes apuntan que “existen muchos más indicios incriminatorios contra Trapero por el referéndum ilegal del 1-O” que por las algaradas del 20 y del 21 de septiembre. 

En su nuevo escrito de imputación emitido este lunes, la juez explica que a lo largo de la investigación  desarrollada se han averiguado otros hechos que indican que la actuación de los Mossos prevista en un principio para impedir la celebración del referéndum, lejos de ello “fue dirigida a obstruir cualquier actuación que bloquease el plan estratégico hacia la independencia”.

Con esta finalidad, según relata Lamela en su auto, “se diseñó un plan premeditado para evitar actuar, que procedía de la cúpula policial de Mossos d’Esquadra, cúpula comandada por Josep Lluís Trapero y en conexión directa con los miembros del Comité Estratégico”. 

mossos
El actual Jefe de los Mossos, Ferrán López, y su antecesor, el imputado Josep Lluís Trapero

La conducta de los Mosos, según Lamela, desde el día 20 de septiembre hasta la fecha del referéndum el 1 de octubre, “enmascarada bajo los principios de actuación policial de proporcionalidad, congruencia y oportunidad, fue de total inactividad”.

En el mismo auto, la juez Lamela sostiene que la finalidad inmediata de Trapero estaba orientada “a facilitar la celebración del referéndum y con ello la proclamación de una república catalana, independiente de España, siendo consciente de que desarrollaba una actuación al margen de las vías legales, desatendiendo el mandato recibido desde el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y en contra de las decisiones adoptadas por el Tribunal Constitucional”.

Los hechos atribuidos a Trapero podrían constituir, según Lamela, dos delitos de sedición por los hechos acaecidos los días 20 y 21 de septiembre  y de 1 de octubre de 2017, sin perjuicio de ulteriores calificaciones “Y en particular de la calificación de los hechos como constitutivos de un delito de organización criminal del art. 570 bis del Código Penal”.

La imputación del exdirector de Mossos

La Fiscalía de la Audiencia Nacional solicitaba este miércoles la imputación de César Puig, exsecretario General de Interior y de Pere Soler, exdirector General de Mossos d’Esquadra. Ambos fueron cesados con la aplicación del artículo 155 de la Constitución. César Puig era el nº del departamento que dirigía el exconseller encarcelado, Joaquim Forn. 

Según el escrito del Mº Fiscal, “el objeto del presente procedimiento a los hechos previos y posteriores al referéndum ilegal por la independencia de Cataluña y al propio día del mismo, con Josep Lluís Trapero  como investigado al que debe recibírsele nueva declaración en cuanto a la nueva imputación, tal y como se ha acordado y ampliando la investigación” a los cargos citado, “a quienes se les deberá recibir declaración como investigados, en salvaguarda de sus derechos”.

“De lo actuado”, añade, “se denota que ambos por su cargo y  actuaciones hubieron de llevar decisiva actuación en los hechos objeto del procedimiento”.

Lo último en España