Independentismo en Cataluña

Los fiscales se hartan de Cataluña: están solicitando otros destinos pero no hay plazas

Los fiscales de Cataluña reclaman un plus que les recompense por la imposibilidad material de ser trasladados a otros lugares de España

Sólo se convocan 15 plazas de fiscales al año en toda España

fiscales
Fiscalía Superior de Cataluña.
  • Teresa Gómez y Luz Sela

"No queremos vivir en un ambiente crispado ni que nuestros hijos sean víctimas del enfrentamiento". Son los argumentos de algunos fiscales que han solicitado, sin éxito, marcharse de Cataluña.

La presidenta de la Asociación de Fiscales, Cristina Dexeus, ha confesado a OKDIARIO que existe un deseo generalizado de abandonar la comunidad catalana. Sin embargo, el número de fiscales que ha solicitado el traslado a otras ciudades de España no ha sido contabilizado porque "el número de plazas que se convocan en la carrera fiscal es muy reducido y, por tanto, no da lugar a grandes oleadas de movimientos a nivel nacional". Por esta razón, explica que la situación de los fiscales es aún –si cabe– más complicada que la de los magistrados.

La presidenta de la Asociación de Fiscales asegura que "se convocan un promedio de quince plazas al año para toda España" y explica "que las plazas libres son cubiertas por los alumnos de la escuela judicial". Sin embargo, "las vacantes que quedan sin cubrir siempre son en el mismo sitio: Cataluña". De hecho, algunos fiscales destinados en Barcelona vieron este punto como algo positivo que "dota de prestigio a la ciudad considerada como una escuela de fiscales". Pero con el aumento de la violencia "los aspectos positivos" se han ido diluyendo.

La escasez de plazas en el resto de comunidades españolas ha llevado a que "obtener una plaza fuera de Cataluña sea casi una fortuna" ha recalcado la presidenta Cristina Dexeus.

Un plus para los fiscales

La asociación ha reclamado un plus para aquellos fiscales que ejercen en Cataluña con el fin de frenar la masiva emigración de los profesionales allí destinados, una situación que se ha visto agravada con el procés y los fines independentistas ejecutados por los terroristas CDR.

La presidenta de la Asociación de fiscales tilda esta situación como "una circunstancia de notoria penosidad" motivo por el cual solicitan un plus económico que "valore la responsabilidad (de los fiscales) y la recompense". Reconoce que el aliciente económico no recompensa todo pero, al menos, los profesionales allí destinado podrán matricular "a sus hijos en un colegio que no les den una dosis de independentismo diario".

Finalmente, aclara que la mayoría de los fiscales que ejercen en Cataluña provienen de otras ciudades y la actual situación "no hace que se sientan acogidos", porque ni siquiera lo están "los que son de allí".

El presidente del TSJC

Tal y como publicó OKDIARIO, hasta el presidente del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), Jesús Barrientos, ha solicitado marcharse de allí y busca ocupar una plaza en la Sala que preside Manuel Marchena en el Tribunal Supremo.

Barrientos fue recusado por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, como miembro del tribunal que le juzgará por desobediencia por negarse a retirar el lazo amarillo en las últimas elecciones, a pesar de los insistentes requerimientos de la Junta Electoral Central (JEC). Finalmente, la recusación fue desestimada por la Sala 77 del TSJC.

Lo mismo ocurre con el presidente de la Audiencia Provincial de Tarragona, Javier Hernández, que ha presentado su candidatura para ocupar una de esas codiciadas plazas que ha convocado el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Lo último en España

Últimas noticias