Un detenido por la explosión de Alcanar confesó que preparaban un gran atentado

Alcanar
Mossos en el lugar del atentado en Las Ramblas (Foto: Efe).

La versión que manejan en estos momentos los Mossos D’Esquadra es que la matanza cometida este jueves en Cataluña podría haber sido mayor si no hubieran explotado algunas de las 20 bombonas de butano que los terroristas almacenaban junto con dos depósitos con explosivos en una vivienda en la urbanización Montecarlo de Alcanar Platja (Tarragona), donde el miércoles por la noche murió una persona y resultaron heridas otras siete.

Fuentes policiales confirman a OKDIARIO que el primer detenido en Altanar es Mohamed Houli Chemlal. Los agentes lo detuvieron tras la explosión de la vivienda en la misma localidad y, según las mismas fuentes, pudo destapar alguno de los planes que estaban preparando en Barcelona. Eso hizo acelerar el ataque en Las Ramblas ante el temor a ser descubiertos. El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero, confirmó este jueves la vinculación de esta explosión con los atentados perpetrados en Las Ramblas que se saldaron con 13 fallecidos y al menos 120 heridos.

Tras la primera explosión, los agentes se dieron cuenta de que además de las bombonas de butano y de gas propano se encontraban en la parte trasera de la vivienda dos depósitos que contenían explosivos. Fuentes de la Guardia Civil relatan que requirieron la presencia de los TEDAX pero por "competencia autonómica" no se les permitió intervenir, aunque horas más tarde pudieron entrar con la policía científica para recoger pruebas e indicios.

El segundo detenido en Ripoll (Gerona) estaría identificado como Driss Oukabir, de 28 años, horas después de que su pasaporte apareciera en la furgoneta utilizada para el atropello masivo en Barcelona. Según las fuentes policiales, Oukabir se presentó por su cuenta en una comisaría de Ripoll para desmentir su implicación en el ataque y denunciar que le habían robado el pasaporte ese mismo día. Los agentes lo retuvieron mientras analizaban más pistas que les pudieran conducir al verdadero autor de los hechos, todavía en paradero desconocido según los Mossos.

Oukabir dijo a la policía que, presuntamente, habría sido su hermano menor, identificado como Mussa, quien le robó el pasaporte. Su documentación fue utilizada para alquilar la furgoneta usada en el atentado y otra que fue localizada horas después en Vic y con la que pretendían escapar hacia Francia, según los investigadores.

Según los agentes que investigan la explosión en la vivienda, Oukabir llegó a Barcelona el pasado domingo procedente de Marruecos y también residió en Madrid unos años atrás.

Últimas noticias