La defensa de Torra se jactará de su desobediencia ante el Supremo que hoy decide sobre su inhabilitación

La defensa del president defenderá su recurso reiterando que no cometió ninguna ilegalidad y que su inhabilitación es una "venganza política"

Quim Torra Gerona
El presidente de la Generalitat, Quim Torra. (Foto: Europa Press)

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, acude este jueves al Tribunal Supremo para defender su desobediencia frente a la Junta Electoral Central por no retirar la pancarta que colgó en el balcón del Palau de la Generalitat. El líder separatista viaja a Madrid, aunque no estaba obligado, con una actitud de cero arrepentimiento y desafiante ante el tribunal que debe decidir si ratifica y hace firme su inhabilitación. Su defensa, liderada por Gonzalo Boye y Isabel Elbal, pondrá voz a los pensamientos del president.

Fuentes cercanas a Torra, consultadas por este periódico, señalan que el presidente catalán no variará ni una coma de la estrategia que siguió durante el juicio que se celebró en el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Consciente que vive los últimos días como jefe del Ejecutivo regional, aunque se resistirá a apartarse, Quim Torra “quemará todas las naves” frente a los tres magistrados que escucharán su versión y decidirán si debe ser inhabilitado o no.

El presidente de la Generalitat, que tiene una segunda causa abierta por desobediencia y por la que tendrá que explicarse en los próximos días, reiterará su voluntad de “desobedecer las veces que haga falta”. Torra aprovechará el recurso que presentó él mismo a la sentencia en el Supremo para cargar contra la judicialización de la política y denunciar “la causa general abierta contra Cataluña y contra todos los representantes políticos del independentismo”.

Como en toda visita de un líder independentista al Tribunal Supremo, este jueves, también habrá performance ante el Alto Tribunal. Torra estará a acompañado de gran parte de los miembros del Govern, que se desplazan a Madrid expresamente para arropar al president, y varios dirigentes de los partidos separatistas. Estarán los representantes de Junts per Catalunya, Esquerra Republicana, la CUP y Bildu. No se descarta que pueda acudir también algún representante de los Comuns.

Cuando finalice la vista, fijada para las doce del mediodía, Torra se desplazará a la sede de la Generalitat en Madrid, en la calle Alcalá con Gran Vía, para ofrecer una rueda de prensa ante los medios que habrán seguido la sesión. Aunque su equipo aclara que “no hay que descartar absolutamente nada” todo indica que su intervención se centrará en valorar la vista en el Tribunal Supremo y los pasos que dará en los próximos días. De momento el escenario de la convocatoria electoral, pese a la presión de Esquerra Republicana, parece lejana.

La Sala de Lo Penal verá el recurso presentado por la defensa de Quim Torra contra la condena de año y medio de inhabilitación y la multa de 30.000 euros que le fue impuesta por desobedecer a la Junta Electoral Central. Torra se negó a retirar los símbolos independentistas que colgaban de edificios oficiales durante el periodo electoral de las elecciones del 28 de abril de 2019.

El presidente de la Generalitat tiene previsto asistir a la vista, aunque sólo será su abogado quien pueda intervenir. Las posibilidades de que Torra sea apartado del cargo son considerables porque, en este caso, la Fiscalía ya se ha mostrado favorable a confirmar la sentencia. Aunque Torra recurriera al Constitucional, la sentencia del Supremo es de inmediata ejecución.

Los cinco magistrados que componen el tribunal escucharán los argumentos de las partes. Se trata de Andrés Martínez Arrieta, Juan Ramón Berdugo, Antonio del Moral, Vicente Magro y Susana Polo. Los tres primeros fueron integrantes de la Sala que dictó la sentencia por el golpe de estado del 1-O en Cataluña.

Lo último en España

Últimas noticias