La «comisaria política» Rosa María Mateo tiene a Abascal esperando una hora «en una sauna» antes de la entrevista

Santiago Abascal ha salido airoso de la entrevista tras el Telediario de La1 en TVE. Airoso pese a la encerrona de la «comisaria política Rosa María Mateo» que, según el dirigente de Vox, le ha hecho esperar durante una hora antes del directo en «una sauna», una habitación con la calefacción a 30 grados.

Que el líder de la tercera fuerza política en el arco parlamentario español sea entrevistado en TVE no sería extraño de no llamarse Santiago Abascal y ser el presidente de Vox. Las trabas a las que se ha tenido que enfrentar Abascal para esta entrevista han sido variadas. Los sindicatos del Ente público pidieron primero una «censura preventiva» y que no se realizara la entrevista.

Ni por esas. A su llegada a TVE Abascal no se ha encontrado recibimiento alguno, ni para bien ni para mal, como debe ser. En cambio, sí que se ha encontrado con una forma de proceder que no ha sido precisamente de guante blanco.

Abascal ha tenido que esperar durante una hora a que llegara su turno tras el Telediario. La espera se ha producido en una sala donde han puesto la calefacción a tope, a cerca de 30 grados, según fuentes de Vox. Ni en esas condiciones han conseguido cambiar el rictus del líder de la formación política.

Tras la entrevista, a la que Abascal ha sido sometido al manido bombardeo de la izquierda de los temas que han convertido a Vox en tercera fuerza política, como la inmigración ilegal, la violencia de género y, ahora, el ‘pin parental’, el presidente de Vox ha compartido el siguiente mensaje en su cuenta de Twitter: «Y por cierto, muchas gracias a la comisaria política Rosa María Mateo por la amable sauna de espera. Estaré encantado de que la comparta conmigo la próxima vez, si no tiene propensión al desmayo».

Lo último en España

Últimas noticias