Madrid entra hoy en escenario 2 y se prohíbe circular por M-30 y el centro sin etiqueta ambiental de la DGT

Comienza en Madrid la prohibición de circular por la M-30 o el centro sin etiqueta ambiental

Protocolo anti contaminación

El objetivo es mejorar la calidad del aire de la ciudad y aumentar la protección de la salud de la ciudadanía

La ciudad de Madrid entrará este miércoles en el escenario 2 del nuevo protocolo por episodios de alta contaminación de dióxido de nitrógeno (NO2) y se prohibirá circular por la M-30 y el centro de Madrid a los coches sin etiqueta Cero emisiones, ECO, C, o B, además de aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER).

De este modo, según ha informado el Ayuntamiento de Madrid, los vehículos sin distintivo ambiental de la Dirección General de Tráfico, incluidos los ciclomotores y motocicletas, no podrán circular este miércoles por la M-30 ni por su interior, y solo podrán aparcar en la zona del Servicio de Estacionamiento Regulado (SER) los vehículos Cero emisiones y ECO.

El escenario 2 también incluye el límite de 70 kilómetros por hora en la M-30 y accesos para los vehículos autorizados a circular por esta vía, y la recomendación, promoción y refuerzo del transporte público.

El Ayuntamiento pondrá en marcha estas medidas en aplicación del Protocolo de actuación para episodios de contaminación por dióxido de nitrógeno, una vez que la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha firmado el martes el decreto para su activación, y al haberse alcanzado el escenario 2.

Este escenario se activa cuando ya hay un día de aviso, al superarse en la noche de este lunes los 200 microgramos por metro cúbico durante tres horas consecutivas en tres estaciones de diferentes de la red de vigilancia de calidad del aire y siendo las previsiones meteorológicas desfavorables para este miércoles.

Distintivos ambientales de la DGT

La clasificación ambiental de la DGT divide a los vehículos en cinco categorías: los más viejos y contaminantes (los anteriores al año 2000 en el caso de los gasolina, de 2006 en los diésel y de 2003 en el caso de las motos), que no tienen distintivo, y las cuatro categorías restantes: B, C, ECO y CERO, que sí disponen del mismo.

El Ayuntamiento recomienda llevar visible la etiqueta a los vehículos que les corresponda, pero no será obligatorio hasta el 24 de abril de 2019.

Podrán seguir estacionando en las plazas del SER los vehículos de residentes (exclusivamente en su barrio y plazas), de personas con movilidad reducida, los autorizados como comerciales e industriales del SER con distintivo ambiental de la DGT, los estacionados en zonas reservadas para su actividad, los taxis, vehículos de alquiler con conductor en servicio y con el conductor presente y los acondicionados para emisoras de radio y televisión, entre otras excepciones.

Por otro lado, habrá excepciones a la limitación de circulación para el transporte público colectivo, los servicios de emergencias, vehículos de personas con movilidad reducida, de profesionales cuya hora de inicio o de fin de jornada laboral esté fuera del horario de cobertura del transporte público previa autorización, así como los comerciales e industriales de distribución urbana de mercancías y algunos vehículos especiales (grúas, servicios funerarios, adaptados para la retransmisión de radio o televisión o vehículos blindados).

Recomendación del transporte público

El Ayuntamiento recomienda la utilización del transporte público, que reforzará en colaboración con el Consorcio de Transportes. Además, informará a la ciudadanía de las medidas adoptadas a través de la web municipal, paneles informativos de tráfico y DGT, CRTM/EMT, gabinete de tráfico, Emergencias Madrid, sitio web www.madrid.es y redes sociales.

Antes de las 12.00 horas de este miércoles, el Ayuntamiento de Madrid anunciará las medidas a aplicar el próximo jueves.

El nuevo Protocolo de medidas a adoptar durante episodios de alta contaminación, aprobado el pasado 27 de septiembre, ha entrado en vigor nuevamente este lunes. Su objetivo, según el Consistorio, “es mejorar la calidad del aire de la ciudad y, por tanto, aumentar la protección de la salud de la ciudadanía frente a los efectos nocivos de los episodios de alta contaminación, y muy especialmente la de los colectivos más vulnerables como niños y niñas, personas mayores y con problemas respiratorios, así como mujeres embarazadas”.

Últimas noticias