Cifuentes y Revilla se pican en FITUR por quién tiene más estrellas Michelín en su comunidad

cifuentes
Cristina Cifuentes en FITUR (CAM).

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y el presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, han alardeado desde los stands de sus comunidades en FITUR de la riqueza gastronómica de sus respectivas regiones.

Ambos presidentes se caracterizan por su desparpajo y por no tener pelos en la lengua, tanto es así que los dos dirigentes autonómicos se han picado mutuamente afirmando que su gastronomía es mucho mejor que la del otro.

En su discurso, Cifuentes se ha dirigido a la alcaldesa madrileña, Manuela Carmena, para señalarle que "digan lo que digan los de Cantabria, en Madrid tenemos mucho más". De esta forma la presidenta de la región ha respondido a Carmena, que en su discurso previo había comentado: "El presidente de Cantabria me ha dicho que tienen más estrellas Michelín que nosotros".

Por su parte, el presidente cántabro ha defendido la gastronomía de su región frente a la madrileña desde el espacio de su comunidad en la Feria Internacional de Turismo. Revilla no ha dudado en recalcar las estrellas Michelín con las que cuenta Cantabria poco después del discurso de Cifuentes.

La alcaldesa de Madrid ha introducido esta polémica pero no ha querido entrar a comparar entre comunidades. Sin embargo, Carmena ha agradecido la labor de las "muchísimas mujeres que hacen cultura desde sus casas" cocinando los platos de la gastronomía madrileña.

En cuestión de tres días Cifuentes y Revilla han protagonizado dos encontronazos, ya que este martes en la Conferencia de Presidentes el dirigente cántabro se encaró con Cifuentes y le alzó la voz para restarle mérito a las buenas cifras resultantes de la gestión del equipo de la dirigente popular. De esta forma, Revilla le manifestó a Cifuentes que si se podía permitir bajar los impuestos de la Comunidad de Madrid se debía a que goza de más ingresos por ser la capital del país.

Tras dicho enfrentamiento, Cifuentes le ha restado importancia y ha calificado los ataques de Revilla dentro de la normalidad y del debate entre presidentes autonómicos.

 

Lo último en España