Celia Villalobos vincula su marcha de la política con su apoyo en las primarias a Sáenz de Santamaría

La diputada popular Celia Villalobos se une a la lista de líderes del PP que abandonan la política.

La diputada del Partido Popular Celia Villalobos ha confirmado este miércoles que abandona la política tras el fracaso en las negociaciones del Pacto de Toledo. Un anuncio que ha realizado en declaraciones a ‘Espejo Público’ de Antena 3 y ha vinculado a su apoyo a la candidatura de la ex vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias del PP, que fue finalmente derrotada por Pablo Casado.

Con un “me hubiese gustado terminar mi carrera política con un acuerdo en el Pacto de Toledo” la popular ha incitado a la presentadora Susana Griso a preguntarle si con esa afirmación quería decir que abandonaba la política.

Villalobos ha afirmado rápidamente que sí. En ese momento, la presentadora Susana Griso le ha preguntado si con eso ha querido decir que se retira y ella ha contestado que sí.”Perdí un Congreso y alquien tenía que ser la figura de los que han perdido. Soy yo.”, ha señalado.

La diputada ha reconocido que pese haber sido “unos años muy felices en esta casa” también ha tenido muchas diferencias con su partido en referencia a cuestiones sociales como el aborto o el matrimonio gay.

No obstante, Villalobos dice dejar la política con la cabeza bien alta. “Creo que he aportado mucho, he conseguido muchas cosas. He luchado mucho”, ha manifestado.

Villalobos ha lamentado que acabe su carrera sin un acuerdo en el Pacto de Toledo, comisión que actualmente preside, y al referirse a este asunto ya ha sugerido su retirada política. Momentos después, ha sido preguntada directamente por ello, y ha confirmado su marcha.

“Sí, pero ya lo sabía yo. Me parece normal, yo perdí un congreso y alguien tenía que ser la figura de los que han perdido y soy yo”, ha asegurado, relacionando su despedida con haber apoyado otra candidatura distinta a la de Casado el pasado julio en las primarias del PP. “No me importa”, ha dicho sobre esta situación la que fuera ministra de Sanidad en el gabinete de José María Aznar.

Villalobos también ha afirmado que ha vivido años “muy felices” en el Congreso y ha puesto en valor que ha sido portavoz del PP en áreas sociales que “son difíciles” para su partido, apuntando a que ha discrepado en varias ocasiones con su dirección.

“He tenido muchas diferencias con mi partido en aborto, matrimonio gay y cuestiones sociales, pero me he mantenido. Los presidentes sucesivos, quizás, muchas cosas de las que hacia no le gustaban, pero me mantenían”, ha recalcado.

Esos votos discrepantes fueron castigados con sanciones económicas por parte de la dirección del grupo y provocaron reproches de los sectores más conservadores del partido.

Más de 30 años en el Congreso

Villalobos, esposa del sociólogo Pedro Arriola, estrecho colaborador de José María Aznar y Mariano Rajoy en Génova y la Moncloa, ha sido diputada del PP del Congreso en diez legislatura, desde la tercera, que empezó en 1986, hasta la actual, con tres presidentes distintos al frente del partido (Aznar, Rajoy y ahora Pablo Casado) y al lado de diferentes portavoces parlamentarios (Rodrigo Rato, Luis De Grandes, Eduardo Zaplana, Soraya Saénz de Santamaría y Rafael Hernando, entre otros).

En el Congreso ha formado parte de la Mesa de la Cámara con cuatro presidentes distintos (los socialistas Manuel Marín, José Bono y Patxi López, y el ‘popular’ Jesús Posada), y en el Gobierno fue ministra de Sanidad con Aznar. Además, ha sido alcaldesa de Málaga durante cinco años (1995-2000).

Últimas noticias