Un millar de empresarios gritan «¡Llibertat!» en un acto de la patronal independentista catalana Cecot

Ni los malos datos económicos, ni la deuda, ni la fuga de empresas suponen un freno a los empresarios independentistas catalanes. Este lunes, en la ‘Nit de l’Empresari" de la patronal separatista Cecot, los asistentes se han puesto en pie y han gritado consignas en favor de los presos golpistas: "¡Llibertat!".

El presidente de la patronal catalana que defiende las tesis independentistas se ha dado un baño de masas. Antoni Abad ha recibido una ovación de casi un minuto después de haber mencionado a las personas que no podían participar en el evento, entre ellos los presos golpistas como Oriol Junqueras, Jordi Turull o Josep Rull, que se encuentran en prisión tras conocer la sentencia del Tribunal Supremo sobre el golpe separatista del 1 de octubre de 2017.

Quienes sí han asistido a la ‘Nit de l’Empresari" han sido el presidente de la Generalitat, Quim Torra, así como el presidente del Parlament catalán, Roger Torrent; el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès; los consellers Chakir El Homrani, Àngels Chacón y Jordi Puigneró; el presidente de Foment del Treball, Josep Sánchez Llibre, y el presidente de la Cámara de Barcelona, Joan Canadell.

Tampoco han faltado a este ‘akelarre’ empresarial independentista figuras como la del ex president de la Generalitat Artur Mas, el alcalde de Tarrasa, Jordi Ballart; la concejal del Ayuntamiento de Barcelona, Montserrat Ballarín; el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián; la presidenta del Puerto de Barcelona, Mercè Conesa, y el presidente de Ferrocarrils de la Generalitat (FGC), Ricard Font.

Cecot se ha mostrado siempre como una organización empresarial cercana a las tesis independentistas de Artur Mas y compañía. Su presidente, Antoni Abad, ha manifestado en numerosas ocasiones la predisposición de los empresarios catalanes a construir un estado independiente.

Durante su participación en el Fórum Europa Tribuna Cataluña en junio de 2014, Abad aseguró que el empresariado catalán vería bien una Cataluña independiente si éste fuera un país más moderno y europeo que la España actual, y que incluso una parte de las firmas españolas estarían dispuestas a trasladarse a Cataluña. La mayoría del empresariado catalán "compraría" el proyecto de una Cataluña separada de España "si tuviéramos un país diferente". "Si no se puede refundar y homologar España (al nivel de los países más avanzados de Europa), pues fundemos algo nuevo", dijo el dirigente de la patronal catalana.

Lo último en España

Últimas noticias