El abogado de Sánchez, Turull y Rull dice que los golpistas “no se avergüenzan de nada”

El abogado de Rull, Turull y Sànchez defiende sus actuaciones como el resultado del “anhelo de Cataluña”.

El letrado ha comparecido hoy en rueda de prensa para explicar los escritos de defensa que han presentado hoy Sànchez, Turull y Rull, que en los próximos meses afrontarán un juicio por rebelión, sedición y malversación por su implicación en la organización del referéndum del 1 de octubre de 2017 y la posterior declaración unilateral de independencia.

Pina ha detallado que los tres escritos, diferentes en contenido y extensión, parten de la sentencia del TC de 2010 sobre el Estatuto de Autonomía de Cataluña y relatan cómo, desde ese momento, el proceso independentista evoluciona guiado por la “voluntad de la ciudadanía”.

“Espero que el día de mañana el tribunal entienda que todo lo que explicamos es justo y necesario para obtener una sentencia absolutoria”, ha recalcado.

Lista de testigos

Además, continúan conociéndose nombres de la lista de testigos pedidos por los golpistas. El rey Felipe VI, el ex president catalán Carles Puigdemont y el ex presidente del Gobierno Mariano Rajoy no son las únicas personas que aparecen en la larga lista de testigos solicitada. Artur Mas, Ada Colau e Iñigo Urkullu son otros de los políticos que aparecen.

A ellos se suman el ex alcalde de Barcelona Xavier Trias; el exnúmero dos de Oriol Junqueras, Josep María Jové; el actual conseller de Políticas Digitales, Jordi Puigneró; o el mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero, acusado de rebelión en la Audiencia Nacional.

Todos ellos figuran en los escritos de defensa presentados hoy ante el Tribunal Supremo por el abogado del ex líder de ANC Jordi Sànchez -para quien la Fiscalía pide 17 años de cárcel- y de los ex consellers Jordi Turull y Josep Rull, que se enfrentan a 16 años de prisión.

Los acusados asumen que la testifical de Felipe VI es complicada, dado que la Ley de Enjuiciamiento Criminal le exime de declarar ante un tribunal, si bien presentan como alternativa la del jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín Alfonso.

El siguiente en la lista de testigos es el expresidente Rajoy, seguido de Puigdemont, de quien solo especifican que declararía por videoconferencia desde su lugar de residencia actual, ubicado en Waterloo (Bélgica).

Puigdemont, fugado desde hace más de un año y procesado por rebelión, sería detenido en el momento en el que pise España, dado que sobre él pesa una orden de detención nacional.

Su antecesor en el cargo, Artur Mas -que estuvo imputado en esta causa y a quien se eximió de responsabilidad-, es otro de los testigos solicitados, además de la actual alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, dado que es “pública y notoria” su participación en las actuaciones del 1-O y del 20 de septiembre de 2017.

Otro nombre destacado es el del lehendakari Iñigo Urkullu por su labor de “intermediación entre ambos gobiernos” en los días previos a la declaración unilateral de independencia del 27 de octubre de 2017.

Destaca también el del actual consejero del Govern de Joaquim Torra, Jordi Puigneró (Políticas Digitales), en relación a varios ciberataques sufridos durante la consulta del 9 de noviembre de 2014, cuando era secretario de Telecomunicaciones del Govern.

Trapero, entonces responsable de los Mossos, y el exdiputado de JxSí Lluís Llach también figuran en la lista de testigos, este último por encontrarse en la Conselleria de Economía el día del acoso a la comisión judicial que la estaba registrando.

Los acusados también quieren que declare el que fuera número dos de Junqueras, Josep Maria Jové, considerado organizador del referéndum y a quien se le incautó el documento EnfoCATs y una agenda Moleskine, claves para desvelar la hoja de ruta independentista.

Y varios miembros del Consejo de Transición Nacional, el órgano asesor del proceso independentista disuelto por el Gobierno central en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Entre ellos sobresale el que fuera su presidente Carles Viver Pi-Sunyer, un exmagistrado del Tribunal Constitucional considerado el arquitecto jurídico del “procés”, imputado en el Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona.

Reclaman también la comparecencia de la presidenta de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales, Núria Llorach (también investigada en el juzgado de Barcelona), del Síndic de Greuges, Rafael Ribó; del exnúmero dos de la consellería de Gobernación Francesc Esteve; de la exdirectora de Contratación Pública, Mercè Corretja; y de Joan Angulo, entonces responsable del Centro de Telecomunicaciones y Tecnología de la Información (CTTI).

A ellos se unen hasta 60 personas que fueron a votar el 1-O y la exdiputada de la CUP Mireia Boya, acusada de desobediencia en esta causa pero que será juzgada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña.

Últimas noticias