El Código Penal sanciona este tipo de acciones

Los cachorros de la CUP en Baleares se jactan de quemar la bandera española tras la marcha separatista

Dos cachorros de la CUP con la cara tapada quemando una bandera de España.

Quemando la bandera española con total impunidad. Esto fue lo que hicieron los cachorros de la CUP, justo después de la manifestación separatista de Mallorca del pasado 30 de diciembre que exigía la “independència dels Països Catalans”.

En el vídeo se observa a dos personas totalmente cubiertas para no ser identificadas quemando la enseña nacional. La acción ha sido difundida en las redes sociales por Arran, asociación juvenil vinculada a la formación antisistema de la CUP.

El Código Penal sanciona este tipo de actos en su artículo 543: “Las ofensas o ultrajes de palabra, por escrito o de hecho a España, a sus Comunidades Autónomas o a sus símbolos o emblemas, efectuados con publicidad, se castigarán con la pena de multa de siete a doce meses“.

La manifestación fue convocada por el autodenominado Bloc d’Unitat Popular (BUP), que integra a varias organizaciones satélites de la CUP en Baleares, como su asociación juvenil Arran (que el pasado verano organizó varios ataques contra el turismo, también en las Islas), Endavant OSAN y el sindicato de estudiantes SEPC.

A esta movilización asistieron dirigentes de la formación nacionalista Més per Mallorca, socio de gobierno de la presidenta socialista en Baleares, Francina Armengol.  Además, varios representantes como el ex presidente del Govern Biel Barceló (quien acaba de dimitir tras verse implicado en un caso de corrupción) y el alcalde de Palma, Antoni Noguera.

La marcha recorrió las calles del casco histórico de Palma enarbolando banderas esteladas independentistas y exigiendo la “libertad de los presos políticos”. Estaba encabezada con una gran pancarta con el lema: “A Mallorca decidim: independència Països Catalans”. La falacia de anexionar Cataluña con Islas Baleares y la Comunidad Valenciana es uno de los grandes objetivos que persiguen los separatistas catalanes.

Tan sólo se produjeron algunos momentos de tensión durante la ofrenda floral ante la estatua del rey Jaume I, donde un grupo de jóvenes con banderas constitucionalistas han increpado a los manifestantes con gritos de “independentistas, fuera de Mallorca” y “somos mallorquines, no catalanes”.

Últimas noticias