Tribunales

El ‘Albondiguilla’ asegura tras pactar con la Fiscalía que Aguirre le pidió obras para Villar Mir

  • Loreto Ochando y Teresa Gómez

El ex alcalde de Boadilla Arturo Fernández Panero, alias el ‘Albondiguilla’,  ha entrado de lleno en el caso Púnica apuntando a la ex presidenta de la Comunidad de Madrid Esperanza Aguirre como la ‘X’ que ordenaba ‘regalar’ obras a los donantes de las campañas. Sin embargo, la colaboración de Fernández Panero se produce supuestamente después de un pacto con la Fiscalía Anticorrupción que le pide 40 años de cárcel en el caso Gürtel, aunque él niega tajantemente que haya hablado con la Fiscalía Anticorrupción.

En su declaración voluntaria ante el magistrado instructor del caso Púnica, Manuel García-Castellón, y a la que ha tenido acceso OKDIARIO, el ex primer edil de Boadilla no duda en asegurar que, durante un acto político, el empresario y dueño de OHL, Juan Miguel Villar Mir, que entonces estaba con la obra del metro ligero, le dijo a Esperanza Aguirre que necesitaba que le echasen una mano porque esa obra «se había complicado».

Esta declaración se ha realizado dentro de la pieza que investiga la presunta financiación irregular del Partido Popular dirigido por Aguirre. Además del ‘Albondiguilla’, otras dos personas vinculadas a Gürtel también han declarado en la misma línea que González Panero. Las peticiones de penas dentro del caso Gürtel son muy altas, y las colaboraciones se están vendiendo baratas.

Así, en la grabación se escucha cómo el ‘Albondiguilla’ explica a la defensa de Aguirre que Villar Mir dijo, «he estado en las campañas y he visto cómo se gastaba sin límite», y que esa petición, así como este tipo de afirmaciones no le extrañaron en absoluto.

El intercambiador

La obra, que terminó en manos de OHL era, a juicio de González Panero, innecesaria, ya que el número de personas que lo utilizan representa un porcentaje mínimo sobre las previsiones. Además, dicha obra estaría alrededor de los 250 millones de euros.

Aguirre

La colaboración con la Justicia de los arrepentidos corruptos no es, ni muchísimo menos, nueva. González Panero se une así a una larga lista entre la que destacan Marcos Benavent, más conocido como el ‘yonki del dinero’, Álvaro Pérez, alias ‘El Bigotes’; o el ex secretario general del Partido Popular de la Comunidad Valenciana, Ricardo Costa.

Eludir la prisión, como fue el caso de Costa, o conseguir beneficios y penas inferiores como persigue Pérez son los motivos más habituales. Aunque si se le pregunta al que colabora, jamás responde la verdad, siempre se viste esa colaboración de ganas de ayudar a la Justicia, de arrepentimiento sincero y de una moralidad previamente inexistente. Eso sí, muchas de esas colaboraciones, aunque nunca gratuitas, han ayudado a apuntalar casos muy complicados de resolver para la Justicia.

Este caso no es diferente, enfrentarse a 40 años de cárcel no es nada sencillo para nadie. Así, y aunque él lo niega tajantemente en su declaración ante el magistrado, pues asegura que «tengo absolutamente claro que mi abogado no ha hablado con la Fiscalía», las fuentes consultadas no opinan lo mismo. Anticorrupción ha jugado la baza de los ‘arrepentidos’ desde hace años para apuntalar procedimientos y en este caso, en Púnica, la pieza a batir, jurídicamente hablando, es lo que en el mundillo jurídico se le llama coloquialmente de «caza mayor». Ni más ni menos que Esperanza Aguirre.

Sobre ella, el ahora arrepentido, no duda en afirmar: «Se me pidió por parte de la señora Aguirre la adjudicación -de una obra- a una empresa». Por tanto, la acusa, no sólo de haber utilizado el dinero de empresarios adjudicatarios para financiar al PP sino, además, de amañar los contratos para que fueran esos mismo empresarios los que recibieran las obras más jugosas.

Será ahora el magistrado instructor Manuel García-Castellón el que deba decidir si otorga, o no, veracidad a la declaración del ‘Albondiguilla’. Asimismo, las dos fiscales del caso también deberán pronunciarse al respecto.

Lo último en España

Últimas noticias