Podemos

Admitida a trámite la demanda contra las primarias en las que Iglesias fue elegido candidato para el 28-A

pablo-iglesias-afines-podemos-elecciones-generales
Pablo Iglesias, líder de Podemos, junto a altos cargos del partido Irene Montero y Pablo Echenique. Foto: Europa Press

El juzgado ha admitido a trámite la demanda de impugnación de las primarias en las que Pablo Iglesias fue elegido como candidato de Podemos al Congreso de los Diputados.

El juzgado de instrucción número 6 de Toledo ha admitido a trámite la demanda de impugnación de las primarias en las que Pablo Iglesias fue elegido como candidato de Podemos al Congreso de los Diputados, además del resto de aspirantes a diputados y senadores de la formación.

La demanda fue presentada por grupo de militantes críticos de Podemos, agrupados en el colectivo ‘Nuevo Impulso’, el pasado mes de diciembre. En ella, solicitaban la impugnación de las primarias convocadas de forma ‘exprés’ por la dirección de Pablo Iglesias para elegir a sus candidatos a las generales, al considerar que vulneraba los derechos de los inscritos.

En el texto, los críticos solicitaban como medida cautelar “la suspensión del resultado de las elecciones primarias convocadas” al considerarlas “viciadas” ya que, alegaban, supondrían “una vulneración del derecho fundamental de participación del artículo 23 de la Constitución”. Asimismo, reclamaban que el partido abriese un nuevo proceso “con la máxima transparencia” y con “garantía de los derechos de igualdad” entre los candidatos.

Ahora, el juez ha admitido a trámite esta demanda que podría suponer la suspensión efectiva de la candidatura. El siguiente paso es la señalización de una fecha para la toma de medidas cautelares. Si se admite, Pablo Iglesias dejaría de ser candidato a la presidencia del Gobierno o tendría que convocar un nuevo proceso de primarias. Según la demanda, el juez ha dado traslado a Iglesias “para que la conteste en el plazo de veinte días”.

Mala praxis

En su denuncia, los críticos destacaban la “mala praxis que ha rodeado el proceso” para que sólo Pablo Iglesias y “su gente” pudiese  “tener opciones reales de ganar”.

“Este hecho explicaría que, de las 91 personas que se presentaron para optar” al puesto de candidato a La Moncloa, “sólo Pablo Iglesias haya conseguido el número de avales impuesto por él mismo”, explicaron en la presentación de la demanda.

Los críticos pretendían, anunciaron entonces, conseguir la suspensión cautelar de los resultados hasta que la justicia se pronunciase sobre el proceso interno.

Según la senadora Celia Cánovas, la demanda se presentaba ante la “vulneración del derecho de sufragio pasivo” que implican los estatutos de Podemos que, en su opinión, ponen “trabas enormes” a los candidatos que quisieran optar a las primarias. Para ello, se requería de 1.000 avales. Un “imposible”, según los críticos.

Además, este sector cuestionó la “transparencia” del proceso que, consideraron, era “susceptible de ser manipulado”.

Los críticos presentaron también entonces un manifiesto, firmado por 170 personas, en el que afirmaban su intención de “presentar batalla” ante “las malas prácticas” en la formación.  Denunciaron que desde la dirección se “pisotean sus derechos fundamentales“.

Últimas noticias