Sesión de Investidura

Abascal a Sánchez: "Usted pretende gobernar con una pandilla de sediciosos y corruptos"

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha criticado a Sánchez que se queje de los "cordones sanitarios" cuando el PSOE es el gran artífice de vetos y de "censurar a quien no piensa como ellos".

Santiago Abascal ha llegado a la tribuna del Congreso de los Diputados para acusar a Sánchez de presentarse a la primera jornada de la sesión de investidura para conformar un frente Popular, romper la soberanía nacional y cambiar el régimen político. "No le desvelo nada nuevo si le digo que no vamos a apoyar su investidura", ha arrancado el líder de Vox. "Sabemos que si usted gobierna va a hacer mucho daño a España y sabemos que no le importa", ha añadido.

"El debate de hoy tan programático en algunas cuestiones son los árboles que no dejan ver el bosque de un proyecto" que, a juicio de Abascal, "se gesta para España desde hace tiempo". Algo que vendría a confirmar el hecho de que la "Generalidad de Cataluña" siga "en rebeldía y gozando de total impunidad" mientras el Tribunal Supremo ultima la sentencia del juicio del ‘procés’, que se conocerá el próximo otoño.

"Con los amigos del golpista Junqueras" es con los que "pretende gobernar usted señor Sánchez", ha advertido Abascal: "Una pandilla de sediciosos mitad corruptos". "No podemos permitir que los enemigos de la democracia sigan utilizando las herramientas del Estado para amenazar el orden constitucional" que quieren "dinamitar", ha asegurado el líder de Vox. Para acto seguido exigir a Sánchez la "ilegalización de los partidos separatistas" y que se eliminen las subvenciones que actualmente perciben.

Inmigración ilegal 

Sobre uno de los temas más polémicos del programa político de Vox, Abascal no ha querido pasar de puntillas y por ello ha dedicado parte de su intervención a recordar a los guardias civiles heridos en el asalto a la valla de Melilla, el pasado fin de semana. El líder de Vox ha insistido en que el Gobierno de España no puede permitir la impunidad de quienes han asaltado nuestras fronteras: "No es un hecho aislado". 

Y lo ha hecho para reiterar a Sánchez la importancia de tomar medidas para el control de la inmigración ilegal, reforzando la vigilancia en los puntos calientes y combatiendo de forma efectiva el tráfico de personas, por parte de mafias organizadas, en el Mediterráneo. "Nosotros aceptamos una inmigración legal y ordenada", ha sostenido Abascal.

Dictadura ideológica 

Abascal ha afeado a Sánchez que mantenga una televisión pública politizada, "dirigida por persona interpuesta" y controlada por la izquierda radical que ha blanqueado -a través de una entrevista a la que califica de "infamia televisada"- a terroristas como Otegi; mientras niega a los españoles las actas de la negociación política del Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero con ETA. "Los españoles tienen derecho a saber si el señor Zapatero puso en marcha una hoja de ruta para blanquear a los terroristas", insistía Abascal.

"Los terroristas asesinos no eran unos meros locos sedientos de sangre, sino los artífices de un proyecto totalitario dispuesto a romper España", añadía el líder de Vox. Un proceso del que "usted será usufructuario pero del que recogerán las nueces los de siempre", ha asegurado Abascal a Sánchez.

Pero no sólo ha hecho hincapié Abascal en las dictaduras ideológicas sino en las dictaduras socialistas que siguen vigentes en latinoamérica. Para el líder de Vox, es imprescindible combatirlas fortaleciendo los lazos con los países hispanoamericanos afectados y con sus vecinos más próximos.

Economía 

Frente a la elevada presión fiscal de un futuro Gobierno socialista, Abascal ha insistido en la necesidad de poner en práctica medidas de rebaja fiscal que favorezcan el consumo a los ciudadanos, fortalezcan a las clases medias y fomenten la actividad de los pequeños y medianos empresarios y autónomos creadores de empleo.

"Los españoles tienen que seguir pagando una factura cada vez más abultada", ha asegurado Abascal. "Impuestos, impuestos, impuestos con los que la izquierda sigue asfixiando" a los ciudadanos para sufragar "la factura progre" del Estado de las autonomías, a costa del dinero y del esfuerzo "incluso de aquellos a quienes quieren amordazar".

Algo que convenientemente combinado con "cerrar el grifo" de las subvenciones públicas a los "chiringuitos ideológicos" permitiría, en opinión de Abascal, afrontar la crisis económica en ciernes sin necesidad de renunciar al gasto social pero no a costa del esfuerzo de los españoles.

Contra la libertad

Abascal ha aprovechado su intervención para criticar el "linchamiento" mediático mayoritario contra VOX, perpetrado desde los "medios acólitos de la izquierda". "Un permanente apartheid", ha sido la expresión empleada por Abascal para denunciar el acoso que sufre su formación y que "no ha encontrado respaldo" ni defensa por parte de ninguna otra formación porque "el miedo es una gran mordaza".

Así como el ataque ideológico que supone contra las libertades de los españoles el ejercicio del feminismo "supremacista" que abandera el PSOE y que no representa a todas las mujeres sino sólo a las "voceras" que lo ejercen de manera suicida. Y lo ha hecho para exigir a Sánchez la dimisión "del ministro Marlaska" por lanzar a una suerte de "energúmenos" contra aquellos que piensan diferente, en referencia a los escraches sufridos por los miembros de Ciudadanos en el último desfile del Orgullo LGTBI en Madrid.

En el mismo sentido ha rechazado la insistencia de Sánchez en modificar de una Ley de Memoria Histórica sesgada y que supone un ataque a la libertad de pensamiento.

Patético

Horas antes y tras la primera intervención de Sánchez desde la tribuna del Congreso de los Diputados, el portavoz parlamentario de Vox, Ivan Espinosa de los Monteros, calificaba de "patético" y, por momentos,"onírico" el discurso del candidato socialista.

Para Espinosa, Sánchez ha ofrecido "el típico espectáculo" propio del PSOE dado que pese a presentarse con un programa con "poses de hombre de Estado", en realidad está al borde de "entregar a España a la izquierda más radical", en referencia al pacto que negocia con Podemos. Motivo por el que "ha evitado" hablar de Cataluña. Para no "ofender" a los grupos "a los que les va a pedir el apoyo" y entre los que se encuentran los de la formación morada y los separatistas vascos y catalanes.

Espinosa ha afeado al socialista  que buscase en su discurso "las palancas de la izquierda más radical: el feminismo, ecologismo, la ideología de género, la memoria histórica, el tema de ‘Franco, Franco, Franco'", ha insistido Espinosa: "Vamos camino del desastre, de la mano de comunistas, filoetarras, separatistas y antisistema" y todo ello "adornado con la música del cumbayá y en sintonía con la naturaleza".

Lo último en España