Abascal llama a «trabajar unidos y sin división pero no a cualquier precio»

Santiago Abascal Rey
Santiago Abascal

El líder de Vox, Santiago Abascal, ha alertado contra «la expansión del comunismo», una amenaza ante la que ha hecho un llamamiento a «trabajar unidos  sin división». Eso sí, también ha querido matizar que «la unidad no puede ser a cualquier precio, no puede ser sobre la base de la equidistancia ante el mal».

Abascal ha sido el protagonista de un acto celebrado por la Fundación Disenso este jueves, un ‘webinar’, que viene a ser un seminario realizado a través de la web, titulado ‘El Foro de Sao Paulo: una amenaza a la libertad en la Iberosfera’. Allí, trataban la nueva situación creada por este grupo de partidos de izquierda y extrema izquierda extendido por Sudamérica.

El líder de Vox, durante su intervención en este acto, ha querido hacer un llamamiento a personas «con distintas etiquetas ideológicas» que «están preocupadas por el avance de la extrema izquierda populista», subrayando su esperanza de que «seamos conscientes de remar unidos más allá de las pequeñas diferencias».

En contraposición ha puesto en valor la llamada ‘Carta de Madrid’, que ha calificado como un «éxito» porque fue la razón de que apareciese «una reacción de la extrema izquierda». Esta ‘Carta de Madrid’, firmada a su vez por un amplio número de dirigentes latinoamericanos también advertía sobre la «amenaza» derivada de esa unión de líderes de izquierda y entre los cuales aparecen algunos de los que, a continuación, firmaron una ‘Declaración de La Paz’ en este mismo otoño. Entre los firmantes de esta última declaración se encuentran, entre otros, y por parte española, el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el ex presidente del Gobierno socialista José Luis Rodríguez Zapatero.

Analiza Santiago Abascal que «nos enfrentamos a una coalición de dirigentes que pretende acabar con nuestra identidad, nuestra cultura y nuestra forma de vida y, todo ello, con la financiación del narcotráfico». «Es absolutamente indispensable que miremos muy por encima de las elecciones, del debate político y que vayamos a una estrategia a largo plazo con estructuras permanentes de trabajo. Frente a su proyecto, nosotros ofrecemos esperanza y una alternativa política, social y cultural al proyecto del Foro de Sâo Paulo».

En clave más localista, Santiago Abascal ha querido lanzar un mensaje al Partido Popular en torno a la unión de la derecha, reclamada desde las filas del partido con sede en la madrileña calle de Génova. Esta unidad, ha subrayado Abascal, «no puede ser a cualquier precio». En este sentido, ha acusado a la formación que actualmente lidera Pablo Casado de pactar con el Partido Socialista apoyando así «los intereses estratégicos de socialistas y comunistas».

Según el análisis de Abascal, «la unidad no puede ser a cualquier precio, no puede ser sobre la equidistancia del mal». Lamenta el líder de Vox que desde el PP se reclama a su formación «unidad», pero luego los de Casado «pactan con el PSOE. Necesitamos unidad, pero no a cualquier precio ni con cualquiera». Sobre ello ha insistido remarcando que, en su opinión, la pelota estaría en casa de los populares.

Los socialistas, por cierto, observa Santiago Abascal, «no pueden pisar la calle sin que los españoles, de manera espontánea, les increpen y reprochen lo que están haciendo. Si hubiera elecciones, el Gobierno no podría resistir». Por esta razón, cree que los socialistas han encontrado un filón en su defensa al ataque: en concreto, contra Vox. Así, los socialistas «sólo pueden permanecer en el poder animando a la violencia contra otras fuerzas políticas, como Vox, comprando los medios de comunicación o impidiendo unas elecciones libres».

Eso sí, valora Santiago Abascal que en España la izquierda sí que ha sido capaz de ponerse de acuerdo para llegar a un punto en el que «están dispuestos a pactar». Lo pone como contraste a un PP que, lejos de propiciar esa unidad a la que antes nos referíamos, ha optado por lanzar «graves acusaciones» contra Vox. Ellos no han entrado al trapo porque «generan desesperanza y zozobra a los españoles».

«La batalla cultural»

Desde siempre, una de las aspiraciones fundacionales de un partido como Vox ha sido el de entrar en la batalla de las ideas y de los relatos, entrar al fango contra las maquinarias de la izquierda y alejarse de otras estrategias acaso más pragmáticas pero que podrían dejar el camino más expédito a que esa izquierda imponga sus discursos en la psique de la sociedad.

Abascal ha subrayado que quiere llevar a cabo iniciativas que pongan el foco en «dar la batalla cultural» para ir entrando en «el tejido asociativo» y que su mensaje «vaya calando».

Deja claro que «nos enfrentamos a delincuentes, a narcoterroristas. Es difícil luchar contra esas realidades», pero «hay esperanza».

Lo último en España

Últimas noticias