Ábalos y Rufián se ven en secreto antes de la reunión de mañana para intentar salvar la investidura

Ábalos y Rufián se ven en secreto antes de la reunión de mañana para intentar salvar la investidura
Gabriel Rufián durante la sesión de investidura de este jueves en el Congreso de los Diputados. (Foto: Francisco Toledo).

Dos de los máximos negociadores del Partido Socialista y Esquerra Republicana, José Luis Ábalos y Gabriel Rufián, se han reunido este lunes por la tarde en secreto varias horas, según confirman fuentes de ambos partidos. El lugar elegido para la cita ayudaba a esa discreción. El ex primer secretario del PSC Pere Navarro, actual presidente del Consorci de la Zona Franca, ha puesto las oficinas de la zona portuaria a su disposición, a unos diez kilómetros del centro de Barcelona y en un ambiente muy industrial.

Tanto el PSOE como ERC circunscriben el encuentro a “la normalidad” de “la preparación de la reunión de mañana”. Lo cierto es que el tercer encuentro oficial que mantendrán los equipos negociadores de los dos partidos, en Barcelona, está más verde que en ocasiones anteriores. Como ha avanzado esta tarde OKDIARIO había diferencias sobre el lugar donde debía celebrarse la reunión. Una cuestión que ambos dirigentes han discutido hoy.

El Partido Socialista se presenta a este tercer encuentro con más optimismo que ERC. Los de Pedro Sánchez ven el acuerdo cerca y vuelven a plantear la posibilidad de investirlo antes de acabar el año. Esquerra por su parte recuerda que “nosotros no tenemos ninguna prisa” y miran hacia el mes de enero como fecha más probable para la celebración del debate de investidura. El pronunciamiento del Tribunal de Justicia de la Unión Europea sobre Oriol Junqueras, el día 19, y el congreso de la formación, el 21, son dos citas claves para los separatistas.

Mientras, ambos se van lanzando dardos para añadir presión al rival. Hasta con la cita de hoy. Una vez más unos acusan a los otros de filtrar la reunión que se había pactado secreta. La confianza entre el PSOE y ERC todavía no se ha recuperado y ése es uno de los motivos que retrasan cualquier acuerdo. Los independentistas quieren garantías de que van a cumplir sus compromisos y los socialistas de que, a última hora, no se echaran atrás como otras veces. Aunque la cita de este martes en Barcelona no es decisiva, apuntan, sí que marcará un punto de inflexión sobre cuáles van a ser los próximos pasos a dar y, sobre todo, los tiempos que guiarán la política española.

Lo último en España

Últimas noticias