Huelga feminista

El 8M saca a la calle a mujeres de todas las edades en las principales ciudades de España

La huelga feminista ha terminado con manifestaciones en las principales ciudades españolas. La más importante ha sido la de Madrid, en la que han participado políticos de los principales partidos de izquierdas. La marcha, que ha arrancado a las 19.00 horas, desde la Glorieta de Atocha, avanzó hacia Plaza de España, donde terminaba sobre las 22.00 horas. 

Según estimaciones policiales, la cifra de participación supera las 350.000 personas, aunque desde la Comisión 8M, convocantes de la huelga feminista, destacan que "Madrid está colapsado". "Para que luego digan que somos 100.000,aquí estamos más de un millón de feministas", han proclamado desde el 8M. "Hemos parado Madrid", han asegurado varias voceras a Europa Press.

Son cifras que prácticamente doblan las ofrecidas el año pasado: 170.000 personas, según la Delegación el Gobierno, y más de medio millón, según las convocantes.

Este año, por ejemplo, una de las asistentes que se encontraba esperando el paso de la manifestación en Gran Vía, frente al círculo de bellas artes, ha explicado a Europa Press que, pese a vivir en Atocha, ha tenido que rodear todo el centro de Madrid para llegar a una zona del recorrido de la manifestación porque en el inicio "no cabía nadie más".

Detrás de la multigeneracional y multiracial cabecera asomaban pancartas que señalaban la procedencia diversa de las asistentes. Barrios como Hortaleza, municipios próximos a la capital como Rivas, pero también gente de todas las latitudes, como saharauis o nicaragüenses. Y banderas, como la arcoiris y la del colectivo ‘trans’.

Por ejemplo, sujetando la cabecera, estaba Silvia, una trans miembro de la Comisión 8M. "Está es una lucha por la libertad y por la visibilidad cegada ante una sociedad que explota y oprime a las minorías sociales", ha señalado a Europa Press.

La cabecera de la manifestación había llegado con dificultad a la plaza de Cibeles, teñida de violeta, al anochecer, sobre las 19.30 horas, con la glorieta completamente abarrotada. Y, precisamente, a lo largo de la marcha y a la altura de Cibeles también se ha encendido una luminosa bengala morada.

Las decenas de voluntarias que formaban el cordón alrededor de la pancarta, entre las que se encontraba la concejal del Ayuntamiento de Madrid Rommy Arce, se han tenido que emplear a fondo para que pudiera avanzar la cabecera. Por delante había miles, decenas de miles de personas, que han formado un interminable bloque humano a lo lago de más de tres kilómetros con todas las tonalidades posibles del violeta feminista.

Las voceras de la Comisión 8 de marzo que han arengado la marcha desde el equipo móvil de megafonía no han parado de gritar consignas de todo tipo, tan reivindicativas como jocosas. "Estamos hasta las tetas de hacerte las croquetas" ha sido uno de los cánticos coreados.

Barcelona

En Barcelona, la marcha ha contado con la presencia de la ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, que ha afirmado que las mujeres han salido a la calle para reclamar "ni un paso atrás" en la defensa de la igualdad real con los hombres, y ha dicho que falta camino por recorrer.

Bajo el lema ‘Ens aturem per parar-ho tot’ (Nos paramos para detenerlo todo), la marcha ha discurrido desde la plaza Espanya hasta la plaza Catalunya en un recorrido que ha pasado por el tronco central de la Gran Via.

La manifestación ha contado con muchas pancartas reivindicativas contra el machismo y el patriarcado y a favor de la igualdad entre hombres y mujeres como ‘Quiero ser libre, no valiente’ y ‘Rage against the machism’, y consignas como ‘Visca, visca la lluita feminista’, ‘No es no’, ‘Yo sí te creo’ y ‘Nos tocan a una, nos tocan a todas’.

Valencia

La marea morada de Valencia ha reivindicado que "lo contrario del feminismo es ignorancia"; en Castilla-La Mancha, casi 30.000 personas han salido a las calles y en Santander han reclamado un "futuro digno y feminista para todas y todos".

Mujeres y hombres de todas las edades han recorrido desde las seis de la tarde las principales vías de la capital valenciana y han abarrotado las céntricas calles de Colón y Xàtiva hasta llegar a las Torres de Serranos, en una comitiva que ha desfilado durante más de tres horas. El ‘grito’ feminista ha pasado al mismo tiempo por Alicante, Castellón y ciudades como Ontinyent, Gandia y Xàtiva (Valencia) o Elx y Orihuela (Alicante).

En València, la ola feminista ha quedado enmarcada con cánticos como "No es no, lo demás es violación", "Sola, borracha, quiero llegar a casa", "Els carrers seran sempre nostres", junto al ritmo de las batucadas y ‘muixerangues’ y multitud de carteles con consignas feministas.

Sevilla

En Galicia, miles de mujeres han secundado la huelga, con paros que se han notado en dos sectores con amplia presencia femenina: el de las conservas y el textil. Así, en la comarca de O Salnés la huelga ha sido secundada en las conserveras Thenaisie Provote (O Grove) y Perez La Fuente (Vilanova de Arousa), con un 100% de seguimiento, según los datos de CIG. El seguimiento también ha sido alto en empresas como Friscos y tiendas de Inditex.

Andalucía ha cerrado la jornada con manifestaciones que han reunido a miles de personas en todas las provincias, en las que a lo largo del día se han celebrado un total de 139 acciones reivindicativas autorizadas por las subdelegaciones del Gobierno.

Más de 100.000 personas han respaldado la causa feminista en las manifestaciones que se han llevado a cabo en las capitales de provincia de Castilla y León, con movilizaciones "históricas" como las de Salamanca, León y Segovia que han reclamado a la clase política la necesidad de trabajar por "la igualdad real" entre hombres y mujeres.

Otras ciudades

En Extremadura, las manifestaciones más multitudinarias se han celebrado en las ciudades de Badajoz, Cáceres y Mérida, donde las plataformas feministas convocantes han logrado reunir a miles de mujeres que se han rebelado contra la desigualdad de sexos, el machismo, la violencia de género o la brecha salarial.

En las diferentes manifestaciones se han podido leer pancartas que rezaban ‘Por la igualdad y contra la violencia de género’, ‘Luchando y avanzando por la igualdad’ o ‘No es no, lo otro es violación’. Además, las asistentes han recorrido el centro de las ciudades extremeñas coreando lemas tan repetidos como ‘luego dirán que somos cinco o seis’, o ‘Nos tocan a una, nos tocan a todas’.

También miles de feministas se han manifestado este viernes en Zaragoza con el lema ‘Si nosotras paramos, se para el mundo’ mientras que Gijón se ha convertido este viernes en el epicentro en Asturias de la reivindicación de los derechos de la mujer con una multitudinaria manifestación en la que se ha dejado claro que "no" permitirán retrocesos en los derechos de la mujer ya conquistados.

Más de 50.000 personas han colapsado el centro de Bilbao, con motivo de esta manifestación, con consignas como "Abajo el patriarcado, que va a caer" o "Arriba el feminismo, que va a vencer", y otras como "Aquí estamos, nosotras no violamos", en línea con Palma donde 15.000 personas clamaban: ‘Somos la mitad. Sin las mujeres se para el mundo’.

También se han podido ver carteles con diferentes mensajes como "no somos histéricas, somos históricas" o "ni una +, ni una -" y en Murcia, miles de mujeres han salido a las calles bajo el lema #VivasLibresUnidas, mientras que en Pamplona coreaban: ‘Que no tenemos miedo’, ‘Luego diréis que somos cinco o seis’, ‘Cuidado, os avisamos, somos muchas más que cuando empezamos’.

Lo último en España