LA IMPLICA JUNTO A AGUIRRE Y EL EX PRESIDENTE

Granados: “Cifuentes tenía poder decisorio en la caja B por su relación sentimental con González”

Comentar

Francisco Granados implicará a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la financiación ilegal del PP durante la campaña electoral del año 2007. El exconsejero madrileño comparece este lunes en el marco de la trama Púnica ante el titular del Juzgado Central de Instrucción nº 6 de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón.

Según las fuentes consultadas por OKDIARIO, el exconsejero madrileño señalará a Cifuentes como mano derecha del expresidente madrileño, Ignacio González, en la financiación paralela y extraoficial que realizó el partido para los comicios locales y regionales de 2007. Una financiación B que se sustentaba en facturaciones ficticias o infladas a empresas y que se escapaba al control del Tribunal de Cuentas.

Granados ha asegurado al juez que González y Cifuentes “mantenían un relación sentimental conocida por todos”.

Granados comparece desde las 10:00 de la mañana voluntariamente en la Audiencia Nacional. En su declaración ya ha apuntado que “Esperanza Aguirre e Ignacio González designaban a todos lo cargos de la Comunidad de Madrid y el PP regional”.

Además, ha defendido que su cuenta en Suiza la abrió cuando era bróker de bolsa, y no en su periodo de alcalde de Valdemoro, y ha acusado al denominado cerebro de la Púnica, David Marjaliza, de efectuar “negocios” presuntamente relacionados con el narcotráfico. También se ha referido a la empresa pública del suelo de la Comunidad de Madrid, Arpegio, y al Plan de Inversiones Regionales de Madrid, Prisma.

El pasado mes de octubre ya pidió la imputación Cifuentes a través de un escrito alegando que la presidenta madrileña fue “secretaria de Política Territorial en el Partido Popular de Madrid desde 2004 hasta el 2008 y en las elecciones autonómicas y municipales de 2007 fue además la responsable de dirigentes y movilización del Comité de campaña electoral del PP de Madrid”.

Si el juez de Púnica decidiera citar como investigada a Cifuentes tendría que inhibirse, ya que la actual presidenta de la Comunidad de Madrid está aforada. Desde el entorno de Cifuentes aseguran que la dirigente popular no tiene nada que ver con la financiación del partido.

Mientras tanto, en mayo del pasado año, la UCO señalaba a Cifuentes por los contratos de la cafetería en la Asamblea de Madrid. Sin embargo, la letrada y exjefa de los servicios jurídicos de la Cámara declaraba ante el juez por estos hechos y exculpaba a la presidenta madrileña.

Tal y como avanzó este diario en exclusiva, Granados también ha apuntado este lunes a Esperanza Aguirre y a Ignacio González como los responsables de la financiación ilegal del Partido Popular de Madrid en las campañas electorales de 2007 y 2011.

El exdirigente popular está efectuando ante el magistrado una declaración cronológica y detallada desde la época en la que abrió su cuenta en Suiza cuando era broker de bolsa, su mandato como alcalde en Valdemoro y sus responsabilidades como consejero en la Comunidad de Madrid y en el Partido Popular madrileño.

Granados tiene la intención de detallar cómo González era el dirigente que mandaba en el PP de verdad durante la presidencia de Aguirre siendo el responsable directo de la financiación paralela de la campaña electoral del 2007. Respecto a la campaña de 2011 que el propio Granados dirigió, González centralizaría la financiación paralela extraoficial junto a otros cargos relevantes del PP.

El exconsejero madrileño que permaneció 32 meses en prisión provisional en la cárcel madrileña de Estremera también podría señalar a otros dirigentes del Partido Popular de Madrid relacionados con la Fundación Fundescam, investigada en Púnica por la financiación ilegal del PP madrileño.

trama púnica
Ignacio González, Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes.

Por último, gran parte de su declaración se centrará en desmontar las acusaciones vertidas por el denominado cerebro de la trama corrupta, David Marjaliza. El empresario ha recibido protección por parte del Ministerio del Interior, tras denunciar amenazas desde el entorno del exconsejero madrileño. El propio Granados ha desmentido las acusaciones afirmando que el hijo menor de Marjaliza pasó varios días este último verano en su casa de Valdemoro.

Últimas noticias