tras la retirada del proceso de la china GWM

Los trabajadores de Nissan no se fían: buscan otros empleos ante las dudas de la reindustrialización

Trabajadores de Nissan en Barcelona
Trabajadores de Nissan en Barcelona

Más de 100 trabajadores de Nissan se han desligado del proceso de reindustrialización de la factoría porque han encontrado un puesto de trabajo nuevo ajeno a los terrenos de la Zona Franca. La retirada de las negociaciones del constructor chino GWM ha desanimado a la plantilla y, ahora, gran parte de lo 1.500 trabajadores que aún no se han acogido a las salidas voluntarias indemnizadas o prejubilaciones, buscan otros empleos ante las dudas de que si el recambio del gigante japonés estará a la altura.

«Tras las sucesiones de chapuzas del Gobierno desde marzo de 2020 y el retraso en el calendario de la reindustrialización, gran parte de los trabajadores que se sumaran a las colas del paro a partir de este 1 de enero han decidido buscarse la vida por su cuenta y olvidarse del recambio industrial», confiesa uno de los afectados en conversaciones con OKDIARIO. «Desde casi dos años saben que Nissan se va de Barcelona y no han sido capaz de hacer nada, todo ha sido un cúmulo de errores».

Tal y como avanzó este diario, los trabajadores de Nissan en la planta de Barcelona comenzaron a recibir sus cartas de despido en la semana del 13 de diciembre -ya que la empresa tiene que avisar con al menos 15 días de antelación por ley-. No obstante, lo que no se esperaba la plantilla de la Zona Franca es que su futuro no estuviese resuelto en el mes en el que el fabricante japonés cesa su actividad de forma definitiva -31 de diciembre-, ya que las negociaciones de la mesa de reindustrialización comenzaron en septiembre de 2020 con una reunión escasa al mes hasta la fecha -que se han intensificado por la falta de certidumbre-.

La mesa para reindustrializar Nissan recibe 17 propuestas de 13 empresas por las plantas de Barcelona
La mesa para reindustrializar Nissan recibe 17 propuestas de 13 empresas por las plantas de Barcelona

Lo que no faltó fue la foto. Una foto que si la comparamos con la actualidad refleja un baile de cargos en la mesa de la reindustrialización -hasta tres en el caso de la Generalitat- que evidencian los retrasos y el incumplimiento del calendario, lo que podría alargar el proceso de encontrar un recambio industrial para la Zona Franca más allá del mes de marzo.

Industria despeja dudas

Pese a las dudas de los trabajadores por la llegada de un recambio industrial -y no logístico-, el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo ha garantizado que la plantilla «estará cubierta» sea cual sea el proyecto que sustituya a Nissan en las plantas de Barcelona, tras la negativa por parte de la compañía china Great Wall Motor (GWM) de seguir las negociaciones. Asimismo, recordaron que existen otras propuestas, como la de Silence, que garantizan la continuidad de la industria de automoción en la zona y que tienen un «gran futuro en la moto y el vehículo eléctrico».

Una postura que coincide con la de UGT, que ha mostrado su convencimiento de que habrá un proyecto de reindustrialización para las fábricas de Nissan en Barcelona con la colaboración del conjunto de las partes implicadas: «Se va a reindustrializar sí o sí porque no vamos a consentir que desaparezca un proyecto con cerca de un siglo de historia».

Lo último en Economía

Últimas noticias