RTVE

Rosa María Mateo lleva a RTVE al límite: obliga a reducir gastos, no imprimir papeles y menos viajes

Rosa María Mateo lleva a RTVE al límite: obliga a reducir gastos, no imprimir papeles y menos viajes
Rosa María Mateo. (Foto. PSOE)

De la mano de Rosa María Mateo, administradora única provisional de RTVE desde julio pasado, y con el gobierno en la sombra de Fran Llorente, hombre cercano al PSOE de Pedro Sánchez, la cadena pública se asoma al abismo. Hundida en audiencias, por debajo del 9,5% de share en abril, terceros ya en Informativos, ahora ha dado orden de reducir los costes de mantenimiento y compra de equipos, viajes, y hasta de impresión de papeles.

Sacar menos los coches para ahorrar gasolina, reducir las compras de televisiones y móviles, pensar dos veces el mantenimiento de los equipos, nada de gastar en comprar publicaciones como prensa y revistas, apagar la luz al salir… y hasta dejar de imprimir para no gastar papel. Éstas son las nuevas medidas que ha ordenado Rosa María Mateo para cuadrar las cuentas de RTVE este año.

El director general corporativo, Federico Montero, ha enviado una comunicación interna a los directivos de la cadena –el pasado día 10 de mayo– donde les explica que "debemos adoptar medidas para reducir diversas partidas de gastos indirectos para no tener que reducir otras ligadas al objeto de nuestro negocio", según denuncia el sindicato USO RTVE.

"En concreto contención del gasto de viajes y desplazamientos, transporte, energía, mantenimiento de equipos e instalaciones, impresión de papel, compra de equipos y accesorios informáticos, telefonía, televisores, publicaciones, etc. Las propuestas de contratación deberán incorporar mejoras de eficiencia y valorar adecuadamente la necesidad de incurrir en esos gastos", se puede leer en la comunicación.

Montero justifica esta nueva orden de austeridad por la "restricción presupuestaria como consecuencia de la prórroga de los Presupuestos Generales de 2018". En efecto, la falta de unas nuevas cuentas por la debilidad del Gobierno de Pedro Sánchez, que motivó la convocatoria electoral del 28 de abril, ha obligado a prorrogar las cuentas del año pasado.

Subida salarial

Unas cuentas que no tienen presupuestadas varios gastos. Por ejemplo, el pago del IVA y los costes de la subida salarial que entra en vigor este año -33 y 26 millones, respectivamente-. "Pero es que además, se está contratando a más personal, periodistas fundamentalmente, ampliando la plantilla y los costes", explican fuentes sindicales.

Precisamente ese aumento de la plantilla -en la anterior legislatura, con el PP, se criticó duramente la contratación de una ‘redacción paralela’- motivó la huelga del pasado 26 de abril en Madrid de los trabajadores técnicos, al entender que sus departamentos se estaban quedando vacíos por la externalización de programas.

La decisión de la dirección de la cadena supone otro golpe a la plantilla, desmoralizada ya por la estrepitosa caída de audiencia general y de los informativos en particular. TVE cerró abril con un 9,4% de cuota de pantalla, un 0,2% más que en marzo pese a contar con el debate electoral -programa más visto del mes-.

Mientras, los informativos consolidan su caída hasta el tercer puesto, frente al liderazgo de algunas franjas horarias en la anterior etapa.

Y la gestión no pasa tampoco por su mejor momento. Las amenazas de Rosa María Mateo con abandonar el cargo se acumulan, mientras el equipo que la rodeó el pasado julio se resquebraja ante la constatación de que el PSOE romperá con todos cuando forme Gobierno en junio.

Lo último en Economía