Renfe

El principal freno a que Talgo entre en el AVE: sus relaciones comerciales con Renfe

El principal freno a que Talgo entre en el AVE: sus relaciones comerciales con Renfe
talgo-ave-renfe-interior

La semana pasada, Adif seleccionó al consorcio formado por Ilsa, Air Nostrum y Trenitalia, y a la compañía ferroviaria francesa SNCF, como las futuras competidoras de Renfe dentro de la alta velocidad española. Sin embargo, a partir del próximo día 15 de marzo de 2020, Adif podría abrir a competencia, la capacidad sobrante de las líneas. De este modo, los tres rivales que se quedaron fuera de la selección podrían optar por ‘quedarse con un trozo del pastel’.

Pero existe un problema con la empresa ferroviaria española, Talgo, ya que Renfe es uno de sus principales clientes, por lo que podría tener problemas de cara a la aceptación por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), según fuentes cercanas al organismo regulador. Por este motivo, Talgo podría tener bastante complicado la posibilidad de entrar a competir dentro del transporte de pasajeros en AVE en España.

De hecho, algunas de las empresas que han participado en el proceso de liberalización del AVE, expresaron su malestar por la histórica relación de Talgo con la principal operadora ferroviaria española. Las firmas seleccionadas en la reunión extraordinaria de la pasada semana tendrán hasta el próximo 15 de marzo para negociar modificaciones en los consorcios y firmar las adjudicaciones. Además, tras finalizar este proceso, Competencia deberá autorizar las operaciones.

Problemas con SNCF

A pesar de esta tradicional relación comercial, Talgo no es la única que ha mantenido negocios y acuerdos con Renfe. La empresa francesa SNCF también tiene diversos acuerdos con la operadora española, como es el caso del que mantiene con la filial de Renfe, Elipsos. Este proceso de liberalización ha abierto el mercado español a la oferta francesa e italiana y también a diferentes consorcios.

Con este proceso de liberalización, el transporte de pasajeros por ferrocarril dejará de ser cosa únicamente de Renfe a partir de diciembre de 2020, lo que multiplicará las opciones. Otro de los objetivos perseguidos a través de esta operación es el de lograr abaratar los billetes a los ciudadanos, gracias a una mayor competencia. Sin embargo, desde Adif han supeditado la bajada de los precios del AVE, a la formación de un Gobierno que modifique la política de cánones. Aunque el precio también estará vinculado a la entrada de competencia, los cánones determinan en gran medida el margen con el que cuenta la operadora para flexibilizar el precio del billete en el futuro.

A pesar de esto, el consorcio formado por Talgo y Globalia, el que lidera el grupo de concesiones Globalvía junto con Moventia, y la firma andaluza EcoRail vinculan sus posibles solicitudes de la capacidad sobrante a que estas permitan articular un plan de negocio factible.  "Queremos conocer la capacidad sobrante de los paquetes ‘A’ y ‘B’ y valorar si permite estructurar sobre ella un plan de operaciones razonable y de negocio rentable", detallan dichas fuentes.

Lo último en Economía

Últimas noticias